“El mole de mi abuela, me indicó que quería ser cocinera” Ale Arroyo

Originaria del municipio de Pénjamo, Alejandra Arroyo es cocinera tradicional mexicana del estado de Guanajuato

Alejandra Arroyo es Cocinera Tradicional Mexicana, orgullosamente guanajuatense. Foto por Fabián Ramírez.

Pénjamo, Guanajuato. Orgullosamente penjamense, Alejandra Arroyo tiene el título de cocinera tradicional mexicana. Ale, comenzó esta aventura en la cocina desde los cuatro años de edad, pues el mole que preparaba su abuela fue lo que le motivó a ser cocinera.

“Yo cocino desde los 4 años, mis abuelitas fueron excelentes cocineras, por lo tanto, pues ya lo traes en la sangre, ya sabes a lo que te quieres dedicar, de hecho, el mole que estoy presentando es receta de mi abuela, es el que me indicó que quería ser cocinera, recuerdo que llegué a visitarla y la encontré en el metate haciendo el mole y para mí los olores, colores y sabores que despedía esa piedra era muy maravilloso”, dijo Alejandra Arroyo.

La cocina le ha dado la oportunidad de viajar por todo el país, incluso, la penjamense ha podido deleitar a españoles con su sazón mexicano.

“Pude participar en canal gourmet de España, ya en territorio mexicano he podido participar para diferentes canales de televisión y para la UNAM, he podido viajar a Acapulco, Querétaro, Quintana Roo, Yucatán, en todos lados he podido representar la gastronomía mexicana y guanajuatense”, comentó la cocinera mexicana.

Para Alejandra, es un orgullo el ser cocinera tradicional mexicana, además considera que para ser cocinara lo debes tener en la sangre, pues es un don que se hereda de generación en generación.

“Para mí, ser cocinera tradicional es portar ese título con mucho orgullo porque no cualquiera lo hace, nos han honrado en darnos ese mote, porque alabamos la cocina, los ingredientes, pero también está la manera en como los cocinas, les ponemos mucho amor, mucho cariño y mucha dedicación, esto es de generación en generación, no es de que tú quieras ser cocinera y ya lo eres, debes nacer cono este sazón, es un don que no cualquiera tiene, puedes ser el chef más reconocido, un chef con mucha trayectoria, ellos a veces aprenden de nosotros”, expuso Alejandra Arroyo.

Guanajuato al ser un estado agrícola tiene mucha gastronomía y eso es una ventaja para las cocineras guanajuatenses, pues prácticamente hay de todo.

“Guanajuato está lleno de todo, encontramos desde vinos, mezcales, tequilas, cervezas, pulques, birria, borrego, becerro, ganado porcino, peces, Guanajuato tiene de todo”, aseguró Ale Arroyo.

La cocinera penjamense, asegura que a la cocina mexicana le hace falta difusión, pues cada lugar de nuestro país está lleno de sabor con los diferentes tipos de animales y vegetación que habitan en cada estado.

“Le hace falta más difusión porque estamos muy llenos de muchos productos, a donde quiera que vayas encuentras comida endémica, por ejemplo, en San Luis Potosí encuentras las cactáceas que tu conviertes en comida, la rata de campo, el correcaminos, como por ahí dicen todo lo que corre y vuela a la cazuela”, explicó.

La gratitud de las personas una vez prueban la comida de Alejandra es muy significativo para ella, pero la penjamense tiene muy marcada una anécdota en especial, la cual recuerda con mucho cariño.

“Yo tenía un restaurante, y una vez llegó un señor y me dijo que le diera una sopa de lima, cuando el señor empieza a comer la sopa me volteo a ver, me dije –Si sigue comiendo es que le gustó y sino pues algo me va a reclamar- se comió la sopa y cuando acaba de comer me habla y me dice –quiero felicitarla porque no había encontrado otra sazón como el de mi mamá y me recordó a mi niñez cuando mi mamá me preparaba esta sopa-. Entonces para mi esas son satisfacciones muy grandes”, relató.

Finalmente, Ale mandó un mensaje a la sociedad guanajuatense.

“Que prueben los platillos, que no por el hecho de decir nació en la milpa o que venga del mercado, consuman los productos del campo, hay muchas personas que venden afuera de las iglesias y con mucho trabajo vienen a vender para poder sacar para comer, a parte, dan muy barato. También hay que aprovechar la fruta de temporada, la naturaleza es muy sabia y por eso nos regala en cada temporada lo que el cuerpo necesita”, finalizó Alejandra Arroyo cocinera tradicional mexicana.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button