“El milagroso” Niño de El Refugio de Ayala, en Abasolo

Según cuenta la gente de la comunidad, este niño ha hecho varios milagros

Abasolo, Guanajuato.- Se le conoce por los milagros que “ha hecho” a varias personas, no sólo de la comunidad sino de otros lugares; se trata del Niño Jesús de los Atribulados o Niño de El Refugio de Ayala quien es muy visitado.

Se encuentra en la capilla de la comunidad de Refugio de Ayala y de acuerdo a Socorro Rayo Ledezma, encargada del templo, es un niño muy antiguo que fue donado por una familia hacendada a la comunidad, con más de 300 años de existencia, según cuentan los mayores.

“Yo desde que tengo uso de razón he visto veía que venían personas a visitarlo”, dijo Socorro Rayo Ledezma.

Uno de esos milagros por los que El Niño de los Atribulados es conocido, contó Socorro es que “Una señora que hace poco vino, se fue de ilegal su hijo y ella es de Cuerámaro, es un persona ya grande, que se quebró su hijo un pie en el desierto y sus compañeros lo dejaron ahí en el desierto, entonces un niño, se quedó con él y él le decía –vete, vete porque cómo te vas a quedar aquí conmigo, te vas a morir–  y le dijo –no yo me quedo–; y me platicó la señora que en un sueño que cuando él despertó ya estaba en la carretera, o sea que los recogió la migra y los llevó al hospital y le dijo el niño –pues yo ya me voy– y él le dijo –bueno y quién eres–, y le dijo –búscame soy de Abasolo–. Y la señora lo buscó en varios templos y dice cuando ella entró aquí al atrio sintió algo y si sí era…”.

Los domingos es el día en que más es visitado este niño pero también se realiza en su honor una fiesta el segundo sábado de febrero, gracias al gran apoyo que reciben en su mayoría de los migrantes.

Ese día de su fiesta, es un día en el que se realizan primeras comuniones por la mañana, hay mariachi, llega la cabalgata diocesana del Bajío y muchas personas caminan desde la carretera a la comunidad para visitar a El Niño de los Atribulados, el padre Guadalupe Landín los recibe para darles la bendición y a los caballos en los que llegan.

Posteriormente hay música banda, se levanta al niño y se regalan aguinaldos.

Cabe señalar que si un día decides visitar el templo y por alguna razón la capilla del templo se encuentra cerrada, tienes que tocar la campana tres veces y los encargados del templo acudirán a abrir las puertas para que puedas visitarlo.

¿Cómo llegar?

De Irapuato se toma la carretera federal 90 Irapuato-Abasolo antes del puente del Río Turbio hay una desviación hacia la comunidad Refugio de Ayala.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El Niño Perdido de El tlacuache “Bendice especialmente a los migrantes y niños”

 

Casi un siglo y medio venerando al Niño Sabinito en Irapuato

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba