“El Kini”, un frutero con apodo muy peculiar

Ignacio Cervantes, es mejor conocido como “El Kini” en el municipio de Pénjamo

Pénjamo, Guanajuato.- Ignacio Cervantes, es mejor conocido como “El Kini” en el municipio de Pénjamo. Dicho apodo tan peculiar lo debe al comercio donde antes colaboraba con sus padres, pues el precio que manejaban de sus productos era $500 pesos, así lo relata “El Kini” para Notus Noticias.

“Hace muchos años cuando la central estaba acá por la loma, vendía raspados, yo tenía como 14 o 15 años, y dábamos los raspados en ese tiempo a $500, antes de que se devaluara el dinero, y de ahí empezó, “El Kini”, porque los raspados eran a $500, de ahí enseguida andábamos por las calles y no nos dejaban, pero insistimos y andábamos con una carretilla, hasta que llegamos aquí hace 25 años, en esta esquinita”, dijo Ignacio Cervantes.

A lo largo de estar 25 años ya como comerciante fijo en el Jardín Principal de Pénjamo, “El Kini”, califica al comercio como lo máximo, pues viene de una familia totalmente comerciante y le ha dado la oportunidad de sacar a delante a su familia, pero fue con la llegada de la pandemia, cuando tuvieron que buscar una alternativa para salir adelante con su familia.

“Para mí, el comercio ha sido lo máximo, mi mamá y mis papás han sido comerciantes toda su vida, mis hermanos todos son comerciantes también y el comercio siempre de a poquito nos da, cuando paso la pandemia nos pusieron buena friega porque pues no podía trabajar porque cerraron el jardín y era de un día trabajamos otro descansamos y pues así no se hacía para sacar a la familia adelante y nos metimos a trabajar a una empresa tanto mi esposa y yo para sacar a los chamacos adelante”, comentó Ignacio Cervantes.

Pese a que el comercio no da grandes ganancias, “El Kini”, ve otras facilidades que le da su empleo.

“Desde que empezamos a laborar con mis papás, todos teníamos nuestros puestecitos ambulantes y por la calle andábamos vendiendo fruta, raspados y fue de la forma que nos fuimos iniciando bien en el comercio, como dije el comercio para mí ha sido lo máximo, lógico no generamos mucho, pero uno es su propio patrón, trabajamos hasta la hora que quieres y los días que quiere, es la ventaja y desventaja de uno de comerciante…trabajando para todo sale, el comercio como te puede dar mucho unos $500, $600 pesos al día, como te puedes ganar $200, $150 en un día, pero el comercio es muy bonito”, señaló el comerciante.

Día a día, Ignacio está acompañado de su esposa María Rodríguez, quien es un gran apoyo en su vida.

“Desde que nos casamos estamos juntos y nos apoyamos en todo, y de una y otra forma ha sido la manera que salimos adelante”, expuso el hombre de 47 años.

Finalmente, “El Kini” mandó un mensaje a todo aquel que ha sido su cliente.

“Más que nada darle las gracias a la gente que día con día nos vienen a comprar la fruta para su familia y agradecido con la gente más que nada”, finalizó Ignacio Cervantes.

“El Kini”, está ubicado en la esquina del Jardín Principal frente a los portales de presidencia.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button