El jinete petrificado de Veredas, Pénjamo (Leyenda)

Un hombre que convivía con amigos decidió hacer una apuesta inusual, montado en su caballo decidió subir al cerro…

Pénjamo, Guanajuato

Se cuenta que en la comunidad de Veredas, allá en las peñas del cerro se aparece un hombre montado a caballo, con su rienda, sombrero y las espuelas de sus zapatos.

Todo comenzó, luego de que un hombre quien se reunía con un grupo de amigos a convivir, a beber y jugar baraja, decidió hacer otro tipo de apuesta luego de quedarse sin dinero.

Además los amigos solían quedarse antes de que les llegara la noche pero ese día lo hicieron hasta más tarde, mientras bebían.

La apuesta de aquel hombre consistía en montar su caballo hasta las peñas que se encontraban en lo alto de un cerro frente a la comunidad, la apuesta del hombre pareció descabellada para sus amigos ya que llegar a lo más alto del cerro era imposible por la vegetación y los reptiles venenosos que habitaban el lugar.

El apostador, animado por el alcohol que había bebido montó  su caballo y tomó el camino que según él lo llevaría a lo más alto del cerro, sus amigos creyeron que no tardaría ni diez minutos en abandonar la apuesta y regresar con ellos, pero pasaron las horas, incluso llegó el amanecer, el hombre jamás regreso y nunca se supo nada más de él.

Hoy, la leyenda que actualmente se aparece aquel hombre en las peñas del cerro montado a caballo, en las peñas a donde quería llegar para ganar la apuesta. Algunos platican que incluso baja al puebla y pasea por la solitarias calles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar