El gran comerciante, historiador, escritor y político de Cuerámaro: José Canchola

En el panteón municipal de Cuerámaro se encuentra la tumba del célebre cueramarense José Vicente Canchola Cortes una de las tumbas de los icónicos personajes del municipio

Cuerámaro, Guanajuato.- El cronista del municipio de Cuerámaro, el doctor Julio Alvarado, dio una breve reseña de la vida y obra de este personaje.

El señor José Vicente Canchola Cortes nació en Cuerámaro, cuando éste ya era cabecera municipal, en 1896; Hijo de Refugio Canchola y San Juana Cortés, es el único descendiente varón del matrimonio, y con carencia de una familia de comerciantes de semillas.

El 11 de febrero de 1970 murió, a sus 74 años, José Vicente Canchola Cortés, comerciante, escritor, historiador y político.

Fue Presidente Municipal en el trienio de 1967-1969, durante su administración organizó «Las Fiestas del Recuerdo y la Gratitud» para celebrar los cien años de haber sido erigido en Pueblo y Cabecera Municipal la Congregación Cuerámaro; Estas celebraciones posteriormente fueron conocidas como «Las fiestas del Centenario”.

Don Pepe da a conocer al pueblo, el Decreto del H. Congreso Constitucional del Estado Libre y Soberano de Guanajuato que erigía en Ciudad al Pueblo de Cuerámaro, convirtiéndose en el último Presidente de Cuerámaro como Pueblo y su sucesor el Señor Alberto Vargas (1970-1971) en el primer Presidente de la flamante Ciudad de Cuerámaro, Guanajuato.

Es importante destacar que el señor Jose Canchola editó un libro el cual poseía el nombre de “Nacimiento y desarrollo de un pueblo” y en el año de 1969 su sobrino Horacio Olmedo Canchola edito el escudo del pueblo que estuvo impreso en el libro y hasta el día de hoy es el mismo escudo de la ciudad.

Don José Vicente Canchola Cortés, terminó su periodo de gobierno el 31 de diciembre de 1969 y falleció un miércoles de ceniza (11 de febrero de 1970) y sus restos se encuentran en el panteón municipal de Cuerámaro.

En su honor la escuela primaria urbana federal turno vespertino ubicada en la calle Pipila, lleva su nombre escuela primaria “José Vicente Canchola”.

Artículos Relacionados

Un Comentario

  1. Es necesario hacer dos precisiones a lo que dice el artículo:
    1. La tumba que se encuentra en el panteón municipal está vacía. Ciertamente, en ella fue sepultado el señor José Vicente Canchola el 12 de febrero de 1970, y en ella, varios años después, también fue sepultada su esposa, la señora María Rosalía Ayala Torres. Los restos de ambos fueron exhumados más tarde, y actualmente se encuentran en un nicho particular en la capilla de San Francisco, en Cuerámaro.
    2. Horacio Olmedo Canchola, que esto escribe, no fue sobrino del señor José Vicente Canchola, sino nieto.

    Quedo a sus órdenes para cualquier aclaración, y hago una cordial invitación para que antes de cualquier publicación se verifique la información que proporcionan sus fuentes.
    Reciban un cordial saludos y mi reconocimiento por su incansable e invaluable labor periodística.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba