“El Chino” estuvo al frente del Club Pepe por 61 años

Enrique Arias, mejor conocido como “El Chino”, es un penjamense muy reconocido aun hoy en día pese a su retiro del comercio 

Pénjamo, Guanajuato.- Hace dos años, don Enrique Arias, mejor conocido como “El Chino”, junto a su hermano Ismael, decidieron poner fin al “Club Pepe”, un negocio de abarrotes que estuvo al servicio de los penjamenses por 61 años al interior del Mercado Hidalgo.

“Ya tengo dos años que cerré después de 61 años que duré aquí, me retiré porque pues ya no entraba la gente. Antes había mucho movimiento, no cabía la gente en el mercado, antes no se nos permitía dejar cajas en el camino, porque estorbaban y ya los últimos años se volvió muy solo, yo noma´s venía a tomar café con los amigos, porque amigos tengo un montón, y venían aquí, a verme”, dijo don Enrique.

El nombre del Club Pepe, nació por uno de los carniceros del mercado, quien se lo propuso a los hermanos para que así naciera el negocio.

“El negocio lo compró mi hermano Ismael y de ahí le seguimos, lo trabajamos hasta donde nos dio y se llamaba El Club Pepe, porque la abrimos un 19 de marzo de 1958, un día de San José y cuándo le andábamos buscando el nombre, el señor de la carnicería nos dijo –Ya varíenle, pónganle Club Pepe, es el día de San José- y pues nos gustó y se lo pusimos, muchas personas que llegaban a comparar me decían tío, quien sabe cuál sería la razón, pero era muy bonito todo eso, así fue nuestra vida en el mercado”, expresó don Enrique.

Para “el chino” desde el simple hecho de levantarse temprano y la gran cantidad de amigos que formó gracias al Club Pepe, son de las mejores satisfacciones que le dejó su vida de comerciante, a tal grado de no recordar alguna anécdota mala, sino todo lo contrario.

“Sería imposible numerar las satisfacciones, pero el simple hecho de que estaba impuesto a levantarme temprano, a las 7 ya tenía abierto y me iba hasta las 6 u 8. Y en cuanto a alguna mala experiencia, pues que yo recuerde ninguna, porque aun fecha donde quiera me hablan, donde quiera me saludan y para mí es muy bonito y aun fecha pues me vengo aquí a platicar con mis compañeros del mercado”, argumentó don Enrique.

Finalmente, “El Chino” mandó un mensaje a los penjamenses que día a día lo saludan.

“Simplemente gracias, gracias por acordarse de mí, a lo mejor en tanto tiempo le hice algún gesto a alguien o a lo mejor no lo atendí como debí, pero, aun así, gracias por todo”, finalizó don Enrique Arias, “El Chino”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Verifique también
Close
Back to top button