“El Chino” Cendejas brilló en el futbol amateur

Jorge “Chino” Cendejas, inolvidable jugador, ser humano, padre y amigo; jugó en equipos como Colo-Colo, Rastro, Santa Fé y Villas de Irapuato

El Chino Cendejas con su familia

IRAPUATO, GTO.- Por Salvador Lona. A poco menos de un mes de que Dios lo llamó a su lado, Jorge “Chino” Cendejas, como era conocido en el ambiente futbolero, se mantiene vivo en el recuerdo de sus amigos por esa entrega en la cancha, por su espíritu ganador dentro y fuera de la misma, lo que le llevó a formar una bonita familia, además de ser una gran ser humano sencillo, con valores que heredó a sus hijos.

Siempre se ha dicho que los homenajes deben ser en vida. En esta ocasión estas líneas son un homenaje póstumo al “Chino”, si a ese personaje que se le recuerda corriendo en las diferentes canchas de Irapuato y de otros lugares donde mostró su clase y tuvo todo para haber brillado profesionalmente.

Cuantos gritos motivando a sus compañeros, cuantos gritos de alegría festejando los goles. Cuanta entrega en la disputada del balón se le vio en campos como el Revolución No. 2, Estadio Irapuato, Campestre, el viejo y demolido “Estadio Revolución”, “Campo de la Prepa”, “Villas” entre otros, así se recuerda a este personaje irapuatense como futbolista.

En la cancha tuvo grandes compañeros como Jorge Mendoza, tocando la bola con gente como Rafael Lira, Cirilo García, José Luis Gómez, Miguel  Angel  Perrichón, “Niño” Arredondo, Rogelio Rodríguez Rivas, “Chorilo” Salazar, “Pistolas” Velázquez, “Chato” Durán, “Pueblito” Ramírez, “Pocholo” Rivera, Enrique Sandoval entre otros grandes del futbol fresero que le recuerdan como lo que fue una gran jugador y excelente persona.

Pero esa alegría y gusto por la vida lo trasmitía a su familia a sus hijos, ya que se le veía como un ser humano realizado que en vida superó todos los obstáculos como buen deportista y como persona, siempre mirando hacia adelante y ese es un legado, una herencia que dejó a su familia el inolvidable “Chino” Cendejas.

Estas líneas solo representan un sencillo homenaje al inolvidable Jorge “Chino” Cendejas, quien seguramente en el cielo seguirá jugando y enviando bendiciones a su familia. Porque personajes como este ex futbolista fresero nunca morirán se mantendrán vivos en el recuerdo de su familia, amigos y de quienes tuvimos la suerte de conocerlo.

Compartieron  grandes momentos en familia, su esposa Sandra y sus hijos Gisela, Jorge Jr., Alejando y Diego Alfonso a quienes les expresó siempre su amor, pero sobre todo les brindó total apoyos y les heredo los valores, para triunfar en la vida, sin lugar a dudas seguirá “El Chino” Cendejas, orgulloso de su familia desde el lugar donde se encuentra (Q.E.P.D.).

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button