«El centro está muerto, no hay trabajo»

Boleros de Irapuato dicen pasarla mal a falta de clientela

Irapuato, Guanajuato.- Don Andrés y don Francisco se dedican a bolear zapatos desde hace 15 años en el centro de la ciudad y dicen que nunca antes se habían visto tan afectados por la falta de empleo.

A causa del coronavirus los boleros estuvieron 4 meses sin trabajar y apenas en el mes de julio se reincorporaron nuevamente a sus actividades, ellos comentan que en un día bueno de cuatro boleadas sacan 120 pesos si bien les va, pero que hay días que solamente bolean un par de zapatos a 30 pesos y otros días no se llevan nada a la bolsa.

Don Francisco comentó que sus días mejores eran los fines de semana pero con la suspensión del transporte público el centro de la ciudad estuvo muerto este sábado y domingo.

Por otra parte, don Andrés dijo que no les ha ido nada bien todo el mes de julio que regresaron a trabajar porque el centro en general está solo y la gente no tiene dinero mas que para comprar para comer.

El señor Andrés platico que él padece de ataques epilépticos y que su esposa lo acompaña para cuidarlo que no le pase nada, mientras tanto ella se ubica en otro puestecito boleando zapatos también y con lo poquito que ganan los dos se ayudan para sobrevivir.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba