El camotero, aún “camina” por la ciudad

camote_vendedor_notus

Irapuato, Guanajuato.- Aunque es un oficio popular en “peligro de extinción”, Francisco Castillo Campos se ha dedicado a vender camote, el tradicional dulce mexicano, recorriendo las calles con su carrito y con su inconfundible sonido en varios estados del país durante 40 años, en la actualidad lo hace en Irapuato.

A sus 20 años comenzó en el oficio, en la ciudad de México, y ha recorrido en cuatro décadas los estados de Salamanca, León, Guadalajara, Zacatecas e Irapuato.

“Yo que me acuerdo cuando estaba niño en Tlanepantla ya andaban carritos vendiendo esto, vendiendo camote, entonces yo vendía dulces en ese tiempo. Yo me enseñé con uno de México y a los 20 años yo me puse a vender por mi cuenta”.

Francisco Castillo vende la llamada fruta asada que no es más que camote y plátano asado, oficio que lo ha llevado a recorrer varias partes de México. Todos los días el realiza su recorrido por las calles de la ciudad “pitando” la flauta para avisar a sus clientes que va pasando.

Su recorrido comienza a la 1:20 de la tarde, todos los días, saliendo de El Cantador, posteriormente camina por la Moderna para arribar a San Juan Bosco, toma la calle Bolívar, la Avenida Guerrero, y llega al Centro, recorre la calle 20 de Noviembre, Manuel Doblado, Miguel Hidalgo y la Calzada insurgentes rumbo a El Cantador.

“Ya tengo casi puros clientes, ya la gente me conoce, me dicen que está muy bueno” expresó el comerciante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar