El amplio escaparate del mundo de las armas

El uso de armas, ha estado presente en la historia de nuestro país tan arraigadamente casi como una muestra de insignia o identidad nacional, sin embargo, hoy en día se vive una liberación en cuanto a la posesión y portación de armas que también se ha visto reflejada en el número de muertos en las calles, dicho sea de paso, ha impactado duramente la realidad actual.

Lo que el sector de armas ofrece es muy amplio y poco conocido para el común de la gente que irónicamente conviven a diario con ellas, en una clasificación global de las armas, podemos contemplar las pistolas, los revolver, subfusiles y armas largas que comprende carabinas, rifles, fusiles y escopetas; en otros tipos podemos englobar a los cañones, lanzagranadas, lanzacohetes y ametralladoras.

Es común escuchar referirse a un arma de acuerdo a su calibre, el calibre se refiere al diámetro del proyectil que dispara. El stopping power medio (poder de parada) de cada munición es la capacidad de una bala para derribar al blanco de un disparo. No confundir con la letalidad. Debido a los muchos factores que intervienen en esto, desde el impacto la bala a la corpulencia del blanco, pasando por su reacción psicológica al verse herido, existe cierta polémica al respecto del poder de detención.

Por norma, a mayor velocidad y peso de la bala (energía), y mayor calibre o deformación de la bala (más superficie de impacto que transmita esa energía, mayor poder de detención).  Se considera al .45 ACP un calibre capaz de derribar de un disparo a cualquier hombre, y en Estados Unidos, tras cierta polémica con la capacidad del 9 mm Luger, este se ha visto superado por el más contundente .40 S&W, que está en un punto intermedio entre los dos antes citados.

La capacidad de perforación depende también de la velocidad de la bala y su peso, pero es mejor cuanto menos calibre, al concentrar la energía para abrirse paso. Por ejemplo, el 5.7x28mm es munición militar usada en subfusiles de asalto o pistolas, y es capaz de perforar un chaleco antibalas nivel 3 gracias a la elevadísima velocidad de salida en boca de cañón (más de 600 m/s) y su forma puntiaguda, similar a las balas de fusil, que facilita la penetración. Sin embargo, un .38, .45 auto o un .44 especial (balas subsónicas, menos de 330 m/s), o un .357 o un 9 para supersónicas (350-400 m/s) estándar, no podrían perforarlo.

Los artefactos más famosos

A través de la historia estas han sido algunas de las armas de fuego y los calibres más populares que ha manejado el hombre.

Fusil Máuser calibre 8 x 57: el de más abolengo militar. Su empleo masivo durante las dos guerras mundiales contribuyó a que se convirtiera en uno de los calibres más populares de la historia. Calibre 7.62 x 33: un español que triunfó en Argentina es uno de los grandes desconocidos de la historia de la munición. Su paso por España fue prácticamente testimonial; sin embargo, en Argentina, al otro lado del Atlántico, consiguió hacerse muy popular.

El más popular del mundo, diseñado por Georg Luger hace más de 100 años, el 9 mm sigue presente en todos los estamentos vinculados al mundo de las armas. Luger también diseñó la pistola alemana del mismo nombre (la que usaban los oficiales alemanes en la Segunda Guerra Mundial).

.600 Nitro Express: potencia en las sabanas africanas, ocupa una posición privilegiada en lo que respecta a los cartuchos clásicos de los rifles usados para la caza de especies peligrosas. Con un siglo de historia a sus espaldas, este potente calibre ha cobrado la vida de numerosos leones africanos, y de paso lo ha elevado a la categoría de mito.

El calibre .458 Win Mag ocupa un puesto de honor en la historia de la caza de especies de gran tamaño (rinos y elefantes). Desde su nacimiento a media-dos de la década de 1950, este cartucho americano se ha erigido en uno de los grandes protagonistas de la caza mayor.

“Cuerno de Chivo”, fue diseñado por el ruso Mijaíl Kalashnikov. Las siglas AK-47 son el acrónimo de “Avtomt Kalashnikov, modelo 1947”. Es un fusil de asalto de calibre 7.62 mm x 39 mm, con un cargador de 30 balas que se recarga de manera automática, accionado por los gases de expulsión generados en cada disparo.

En la clasificación de calibres son los .22 o corto , .22 long, rifle .22, magnum 5.7 x 28mm, .25 ACP, .32 S&W, .32 ACP, .32 WCF,.32 Magnum, 7.65 parabellum, .32-20 Winchester

El medio calibre comúnmente pertenece a la familia de los 9 mm. Como los .38, .357 y .358

Y finalmente son considerados los grandes calibres aquellos por encima de los 9 mm. Como .40 S&W (10×23) 10 mm Auto (10×25) 10 mm Magnum .41AE (obsoleto), .44, .454 y .475

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba