“Dulce era mi única hija, ella era mi vida entera”: María Teresa

Un hombre que regresó a destruir la vida de María Teresa y sus nietos, dejo dolor y profunda tristeza en la familia Marmolejo

Irapuato, Guanajuato.- María Teresa Marmolejo López, originaria de Irapuato de 46 años de edad, contó como perdió a su hija Dulce Alejandra Marmolejo a causa de un hombre, ella se enamoró y ahí acabó su vida.

“A mi hija se la llevaron de su casa el 16 de julio del 2020, se la llevaron junto con su pareja, ahí estaba mi nieto, yo le doy gracias a Dios que no se llevaron al niño, me lo dejaron, si no hubiera sido mi dolor más grande de lo que es ahora”, señaló.

La irapuatense relató que el día que se llevaron a Dulce, ella estaba trabajando, “cuando regrese a casa me encontré con la noticia de que mi hija ya no estaba, mi nietecito estaba con unos vecinos y me dijo, – ‘abuelita se llevaron a mi mami’, me quede en shock”, dijo.

Por otro lado, María Teresa externó que su hija se encontraba con su ex novio originario de Celaya, el “fulano” con el que se la llevaron, pues ellos ya habían terminado desde hace mucho tiempo atrás, pero comentó que regresó el día 14 de julio del 2020 a buscarla, “bajándole el cielo, la luna y las estrellas”, para regresar con ella “El regresó prácticamente a destruir mi familia”, dijo María.

“Mi hija estaba con la persona equivocada y en el momento equivocado” …

La irapuatense recalcó, que el dolor que ella siente no se lo desea a nadie, es algo que hasta el momento no ha podido superar, “desgraciadamente me tocó a mi ser una cifra más, una de las madres que sufre por este tipo de actos, Dulce era mi única hija, ella era mi vida entera”, mencionó.

“Recuerdo, que la Fiscalía me pidió fotos de mi hija y me hizo mención a que no subiera la foto de ella a redes sociales y eso a mí se me hizo muy extraño, es algo que nunca pude entender, si mi hija no debía nada, a mí no me importo y publique en redes todas sus fotos”, dijo.

El día que María entró a un colectivo de búsqueda y encontró a Dulce

La irapuatense externó que se metió en un colectivo de búsqueda para dar con el paradero de su hija y señaló que si no lo hubiera hecho jamás se habría enterado que le pasó a su única hija.

“Cada que hablo de mi hija se me hace un nudo en la garganta, me acuerdo que fui a Fiscalía a pedir la carpeta de investigación para meterla al colectivo y cuando voy me citan para el 27 de agosto, mi hija ya tenía un mes y días en la SEMEFO y fiscalía sabiendo, jamás me informó que ahí estaba mi hija, si no es porque yo voy a preguntar por las carpetas de investigación, seguiría sin saber”, mencionó con lágrimas.

María señaló que el día que vio a su hija y supo que la habían asesinado, sintió una tristeza muy profunda y aunque se sintió aliviada por ya haberla encontrado, no la ha podido olvidar, es un capitulo en su vida que no ha podido superar.

“Mucha gente me dice, déjala a ir, pero a muchos se les hace fácil y no saben en realidad lo que estoy pasando y lo duro que es vivir con esto, veo a sus hijos, mis nietos y la veo a ella en ellos”, finalizó.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button