Diócesis de Irapuato “no protegerá a ningún clérigo ni consagrado…”

La diócesis informó que el Padre Pedro Gutiérrez, se le ha invitado a presentarse con el Obispo de Irapuato para determinar su situación ministerial, sin haber obtenido respuesta

Irapuato

La Diócesis de Irapuato se “lavó las manos” en relación al tema en relación a las recomendaciones de la CNDH sobre la Ciudad de los Niños de Salamanca, A.C., y sobre la situación eclesiástica del Pbro. Pedro Gutiérrez Farías acusado de situaciones en contra de los niños de ese albergue y enfatizó que “no protegerá a ningún clérigo ni consagrado que cometa este tipo de acciones reprobables”.

En un comunicado de prensa dice, la diócesis dice, que en cuanto al Padre Pedro Gutiérrez, se le ha invitado a presentarse con el Obispo de Irapuato para determinar su situación ministerial, sin haber obtenido respuesta hasta ahora. “Hasta el momento el sacerdote no está suspendido, ni pesa sobre él ninguna pena canónica, pero no están en regla sus licencias ministeriales”.

COMUNICADO DE PRENSA

En relación a las recomendaciones de la CNDH sobre la Ciudad de los Niños de Salamanca, A.C., y sobre la situación eclesiástica del Pbro. Pedro Gutiérrez Farías, la Diócesis de Irapuato comunica lo siguiente:

  1. La Asociación Civil y directivos de la denominada Ciudad de los Niños de Salamanca, A.C., conforme a su propia índole y constitución civil, deben acatar lo que las autoridades e instituciones a las que se dirigen las recomendaciones de la CNDH determinen.
  2. La Diócesis de Irapuato no tiene competencia directa en la Asociación Civil que administra la Ciudad de los Niños, ya que no es una obra eclesiástica. Por lo cual quienes son los directamente responsables del funcionamiento de ese albergue deben responder a los cuestionamientos y recomendaciones.
  3. El Padre Pedro Gutiérrez Farías es sacerdote de la Diócesis de Irapuato, y desde hacía tiempo tenía el proyecto de fundar una congregación de sacerdotes y religiosas dedicada a la atención de la Ciudad de los Niños. Esta congregación estaba ad experimentum en esta diócesis desde el año 2004, y el 1º de enero de 2020 fue suprimida, por no haber cumplido los requerimientos necesarios para su aprobación definitiva. De los cuatro clérigos que formaban esta obra, tres fueron asignados legítimamente a otros ministerios.
  4. En cuanto al Padre Pedro Gutiérrez, se le ha invitado a presentarse con el Obispo de Irapuato para determinar su situación ministerial en esta diócesis, sin haber obtenido respuesta hasta ahora. Hasta el momento el sacerdote no está suspendido, ni pesa sobre él ninguna pena canónica, pero no están en regla sus licencias ministeriales.
  5. Desde el año 2017, la Santa Sede y la Nunciatura Apostólica en México, fueron enteradas de la situación de ese momento. Ahora, de acuerdo a los protocolos establecidos por la CEM, deberá enterársele del estado actual del caso, y estaremos a la espera de lo que ella determine para inmediatamente acatar sus indicaciones.
  6. Como Iglesia nos duele cualquier atentado contra los niños, adolescentes y personas vulnerables, y reprobamos cualquier conducta de abuso contra ellos. La Iglesia está del lado de las víctimas. Por eso, esperamos y pedimos que todo se aclare conforme a la justicia civil y eclesiástica.
  7. La Diócesis de Irapuato no protegerá a ningún clérigo ni consagrado que cometa este tipo de acciones reprobables. Por eso, respecto a este caso concreto, si alguien tiene alguna acusación seria, lo invitamos a presentar de manera formal su denuncia y los elementos de prueba que la justifiquen, en las Oficinas del Tribunal Eclesiástico de esta Diócesis, dentro de los 30 días a partir de hoy, aunque siempre se estará en disposición de recibir cualquier noticia.

Comunicación Social

Diócesis de Irapuato

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba