Después de fracturarse la espalda tuvo que dedicarse a vender helados

Ciro Moreno Sánchez a causa de una fractura en su espalda, hoy en día dedica su tiempo a la venta de helados

Por: Salvador Martínez Morales

Irapuato, Guanajuato.- Ciro Moreno Sánchez a causa de una fractura en su espalda, hoy en día dedica su tiempo a la venta de helados para cubrir los gastos producidos por las necesidades de su familia, porque no le alcanza la pensión.

La vida de Ciro de aproximadamente 50 años de edad cambio drásticamente hace un año, cuando de un momento a otro perdió el balance y resbalo de la escalera donde se encontraba a varios metros de altura, pintando  una pared de la fábrica de hielo en la que trabajaba, de modo que el cuerpo de Ciro termino cayendo sobre las barras de hielo.

Desde entonces y debido al mal tratamiento que le fue otorgado, Ciro recibe una pensión, que según sus propias palabras, no es suficiente para cubrir los gastos que se encuentran a su cargo como jefe de familia, por lo que se ha visto obligado a convertirse en vendedor de helados ambulante.

Actualmente Ciro recorre con su carrito de helados un camino relativamente corto, pero debido a su lesión tiene que tomar descansos constantes, tarda un aproximado de una hora y media en llegar a su destino, ubicado a la entrada del Panteón de los Olivos, donde se coloca con la esperanza de vender lo suficiente para dividir las ganancias entre el pago de la renta del carrito y su familia.

El señor hizo énfasis en lo poco que ha vendido desde el inicio de la pandemia, ya que el acceso es negado a muchos de los visitantes y por esta razón prefieren retirarse del lugar, sin darse tiempo a consumir algún producto de él o sus compañeros.

Sin embargo, Ciro alega que la pensión recibida por él no es la adecuada  “Me pusieron la pensión por enfermedad, no por accidente”, motivo al que atribuye la falta de ingresos que su familia percibe hoy en día.

“Ya solo espero que me compren, que me compren muchas paletas, para sobrevivir” palabras de Ciro Moreno Sánchez.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba