Desde hace 50 años, doña Helena visita a la virgen de San Juan

Este 2022, la salmantina está cumpliendo medio siglo como peregrina, siendo este un año anormal, pues se ha apegado a las medidas sanitarias necesarias para cumplir su manda

Irapuato, Guanajuato.- Pese a que se anunció que el templo de San Juan de los Lagos se cerraría para evitar aglomeraciones y así frenar un poco la propagación del covid-19, algunos peregrinos se han informado bien y han hablado con autoridades eclesiásticas para poder visitar a la Virgen de San Juan, tal es el caso de la señora Helena Guerrero Jiménez, quien este año, está cumpliendo 50 años visitando a la virgen.

“Este año cumplo 50 ya yendo a San Juan de los Lagos, yo vengo especialmente porque la virgen me ha hecho muchos milagros, y es la fe es la que me mueve”, dijo doña Helena.

El grupo de peregrinos en el que viaja la mujer originaria de Salamanca, tiene a personas de diferentes municipios del estado, como Irapuato, Huanímaro, Salamanca, entre otros. Además, la mujer ostenta el título de “Mayor” dentro del grupo de peregrinos, por lo que tiene la responsabilidad de guiar y cuidar a los demás peregrinos.

“A través de los años le van dando a uno un grado, primero de senador, después de segundo y después mayor, y ya por mis años, tengo ese título, pero a mí no me gusta decir eso, uno tiene que venir para servir y cuidar a los peregrinos”, expresó la sanjuanera.

Desde accidentes, hasta presenciar el fallecimiento de una peregrina del grupo, son sucesos que doña Helena ha tenido que vivir dentro de estos 50 años como peregrina.

“Una vez al llegar a Agua del Obispo, nosotros íbamos entrando y el último grupo alcanzó a entrar cuando hubo un encontronazo de un camión con un tráiler, y varias cosas así han sucedido, en una ocasión, hace como 15 años se nos murió una peregrina, se le bajó mucho el azúcar, la llevamos a un hospital en León, pero desgraciadamente ya no logró sobrevivir”, expuso Helena Guerrero.

Son muchos los milagros que la virgen de San Juan le ha concedido a doña Helena, pero tiene dos muy presentes.

“Son muchos, pero los que tengo muy presentes, mi esposo tomaba mucho y teníamos muchos problemas, yo le pedí a la virgen con todo mi corazón que le quitara ese vicio y se compuso, cuando él dejó de tomar yo fui la mujer más feliz del mundo. El otro es que yo tenía un problema con el cigarro, fumaba mucho en una ida a San Juan me caí y se me hizo un golpe muy fuerte en la rodilla y me encomendé a la virgen, le ofrecí mi dolor que sentía para que también ya se me quite el vicio y llegué a San Juan y de regreso a casa pedí un cigarro y me lo dieron, pero no me cayó y desde entonces jamás he vuelto a fumar, ya hasta el olor a cigarro me molesta”, dijo la peregrina.

UNA PEREGRINACIÓN EN PANDEMIA

Pese a anunciar el cierre del templo en San Juan de los Lagos, la peregrinación en la que doña Helena viaja, optó por informarse primero, logrando llegar a un acuerdo que les permita cumplir su manda.

“Estaba toda la república en verde cuando lo empezamos a organizar, y hubo un grupo de personas con otro rango mayor que yo que fueron a San Juan de Los Lagos a preguntar si podía ir la peregrinación y nos dijeron que sí se podía y la semana pasada fueron nuevamente y nos dieron un horario de 6 de la mañana para que entrara la peregrinación el día 28 de enero, porque después lo van a cerrar y pues vamos a entrar por grupos al templo”, argumentó Helena Guerrero.

Además, los peregrinos son conscientes del riesgo que es hacer el viaje en medio de un aumento en contagios de covid, es por ello, que tratan de seguir las medidas sanitarias de la mejor manera posible.

“Estamos conscientes de que estamos en pandemia, por lo mismo a la gente se le sanitiza en todo momento, el uso de cubrebocas y gel es indispensable, además cada quien trata de tener su sana distancia”, señaló la mujer.

El camino aún es largo para estos sanjuaneros, mismo que nos compartieron parte de su itinerario.

“Ahorita estamos en Irapuato, ya después sigue San Antonio del Pochote en Romita, de ahí a San Juan de Abajo y de ahí a León, de ahí a Las Cruces, luego a “La Mesa”, luego Agua del Obispo y de ahí a San Juan de los Lagos”, explicó doña Helena.

Finalmente, la peregrina mandó un mensaje a los guanajuatenses y a su familia en Salamanca.

“Que se cuiden mucho y que tengan mucha fe en Dios, y a mi familia pues que los amo y sería todo”, finalizó Helena Guerrero Jiménez.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button