Delegado de CONAFOR acosa, difama y oprime a trabajadores; hay denuncia

Foto tomada de NTR Zacatecas
Foto tomada de NTR Zacatecas

Irapuato, Guanajuato

El Delegado Federal a  cargo de la Comisión Nacional Forestal, Víctor Manuel Ortega Medrano y Rogelio Pérez Díaz Ordaz Jefe del área de Análisis, seguimiento y control, fueron acusados ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, el INMIRA y Derechos Humanos por presuntos actos de acoso laboral, difamación, aislamiento y amenazas en contra de la ahora ex directora de Comunicación Social. Aunado a la queja oficial, empleados del área expusieron que “trabajar en la CONAFOR es el infierno, pero ocupamos el trabajo”.

Según consta en el acta emitida por Sandra Belén Ortiz Ruiz, ante diferentes instancias señala que el delegado federal dijo “lo voy a decir rápido y claro, tú y yo no podemos trabajar juntos, porque no me caes bien, tu manera de ser no convive con mi forma de trabajar, por lo que quiero que te vayas, este es el motivo principal por el cual ya no puedes seguir aquí”.

Notus intentó tener una entrevista para conocer el punto de vista de Víctor Manuel Ortega Medrano en sus oficinas, sin embargo se negó a declarar al respecto sobre el tema de acoso no sólo en contra de la comunicadora, sino el ambiente laboral que al parecer propicia junto a su Rogelio Pérez Díaz Ordaz.

Hay que hacer mención que el delegado federal, permaneció más de una hora, “decidiendo” si podía dar un punto de vista o no, pues supuestamente no es la primera ocasión que se niega e emitir cualquier tipo de información sobre su área aunque no sea un tema de este tipo (acoso laboral y maltrato), porque aparentemente en evita que él o sus “empleados” hablen por temor a cometer una “indiscreción del área”.

También hay que puntualizar la CONAFOR Guanajuato y según consta en el año 2015 y lo que va del año 2016, sólo se han publicados tres comunicados en medios sobre el supuesto trabajo que se realizan en dichas oficinas que permanecen “cerradas” al público a menos que alguien toce a la puerta y por lo tanto no existen antecedentes sobre sus acciones de trabajo.

Secretaría del Trabajo

Sandra Belén Ortiz Ruiz, acudió a la Secretaría del Trabajo a una audiencia para poder tener un acuerdo por el caso de despido injustificado con Víctor Manuel Ortega Medrano, sin embargo este último no se presentó.

Ahí la “afectada” mencionó que el Delegado Federal amenazó con elaborar actas administrativas falsas para que pudiera cobrar la parte correspondiente por el trabajo realizado hasta el momento.

“Hago constar que toda la información aquí señalada es verídica y que a la fecha se me sigue difamando, por lo que defenderé mi postura y mi buen nombre ante esta situación, que solo refleja un liderazgo negativo, misoginia y falta de valores de personas que tienen poder al interior de las instituciones de administración pública y están lejos, muy lejos de ser servidores públicos” dijo la comunicadora.

CONAFOR “El Infierno”

En relación al ambiente laboral que existe en la Comisión Nacional Forestal, en la que se desconoce cuál es su trabajo, quiénes son los beneficiados, cuál es el uso del presupuesto con el que cuenta, el monto económico que perciben Víctor Manuel Ortega Medrano y Rogelio Pérez Díaz Ordaz u otras acciones, empleados de dicha oficina, mencionaron que es “el infierno”.

“Aquí no puedes hablar con el de a lado, porque creen que estás difamando al delegado, no nos baja de pendejos, a las mujeres las acosan, las tratan como si valieran menos, aquí realmente esta feo, pero no decimos nada, porque tenemos miedo de perder el trabajo”, dijeron.

En este lugar el acceso ubicado por una calle de terracería permanece cerrado, pareciera que no hay personal que atienda, tampoco hay señalamientos de su horario, funciones u de otro tipo, es decir, es complicado saber si realmente la Conafor trabaja.

Carta integra emitida por Sandra Belén Ortiz Ruiz

Irapuato, Guanajuato 10 de marzo de 2016

A quien corresponda:

Mi nombre es Sandra Belén Ortiz Ruiz, Licenciada en ciencias de la comunicación, con especialidad en comunicación organizacional y maestría en comunicación social y política por la Universidad de La Salle Bajío, Campus León.

Quiero hacer de su conocimiento sobre mi situación al trabajar en la Gerencia Estatal Guanajuato de la Comisión Nacional Forestal, por ello presento una cronología de contacto en dicha dependencia federal.

  1. Octubre 2015 Entrevista de trabajo
  2. Noviembre 2015 Llamada telefónica para indicarme que estaban esperando la autorización del puesto y que se interesaban por que yo estuviera disponible.
  3. Diciembre 2015 Conafor Guanajuato me pide apoyo para un evento de árboles de navidad en la ciudad de León, por lo que organice rueda de prensa, boletín, fui maestra de ceremonias y elaboré discurso para el Dr. Víctor Manuel Ortega Medrano (sin honorarios)
  4. Enero 18 (lunes) a través de una llamada telefónica el contador Carlos Galindo por indicaciones del Dr. Ortega Medrano me pide me presente a laborar, más tarde en su junta semanal me informan que no se abrirá el puesto hasta el 1ro de febrero, por lo que el mismo Dr. Ortega me solicita ir a laborar las dos últimas semanas de enero para “capacitarme”, acepto.
  5. Febrero 2 (Martes) me presento a laborar en mi primer día de trabajo “formal”
  6. Febrero 26 (viernes) el Sr. Rogelio Pérez Díaz Ordaz me pide mi renuncia
  7. Febrero 29 (Lunes) Me dirijo a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de Irapuato, laboro medio día y me retiro sin firmar la renuncia.

A partir de un constante trato en el mes de enero con el Dr. Víctor Manuel Ortega Medrano y Rogelio Pérez Díaz Ordaz Jefe del área de Análisis, seguimiento y control (quien fungía como mi jefe inmediato) se fueron presentando acciones negativas de parte de estas dos personas hacía mí  por mi condición de mujer; esto lo señalo y afirmo, por el hostigamiento y discriminación laboral del que fui víctima durante aproximadamente cuatro semanas.

En este sentido, el Protocolo de Intervención para Casos de Hostigamiento y Acoso Sexual del Sector Ambiental señala:

“Toda persona sin distinción, tiene la obligación y el derecho a laborar de manera tal que, individual y colectivamente, desarrollemos plenamente todas nuestras capacidades físicas, intelectuales, morales y espirituales y dirijamos nuestros esfuerzos para lograr el anhelado desarrollo sustentable utilizando consiente y racionalmente los bienes y servicios ambientales”

“Para lograr lo anterior, expresamos nuestros firme compromiso de crear e impulsar mecanismos que garanticen una cultura institucional de respeto y no discriminación, así como la erradicación de toda forma de violencia laboral, incluido el hostigamiento y acoso sexual, a fin de promover entornos laborales sanos, armoniosos y productivos, en condiciones de libertad, igualdad sustantiva, seguridad y dignidad humana”.

Es por ello que hago una denuncia ante este tipo de hechos que me orillaron a dejar de laborar, anteponiendo mi integridad y dignidad como persona, ya que en su momento tuve miedo por la persecución y ataques permanentes y que hasta el día de hoy no se han terminado.

Hago constar a través de este documento, que fui víctima de:

  1. Descalificación hacia mi trabajo y como persona, sin tener la oportunidad de demostrar mi conocimiento y mis capacidades, sin previa capacitación, ni tampoco una adecuada inducción.
  2. Desmerecimiento, se me hizo hincapié en que yo no era “nadie” en la oficina estatal por tratar de que la comunicación fuera fluida entre las áreas, que las líneas eran de puesto a puesto, no de alguien como yo hacía el Gerente Dr. Ortega Medrano y hacia el Sr. Rogelio Pérez.
  3. Difamación, al seguir las indicaciones de mismo Gerente Estatal Dr. Ortega, el Sr. Rogelio Pérez no estuvo de acuerdo por lo que se me tacho de conflictiva y mentirosa, poniendo en tela de juicio mi trabajo y a mi persona, concluyendo que estas dos personas se ponían de acuerdo para acorralarme.
  4. Aislamiento, por considerar que mi persona no trabajaba en equipo con el Sr. Rogelio Pérez Díaz Ordaz, se me negó la comunicación directa con las áreas de la gerencia estatal de la Conafor, (persona a persona) mandar mails a personal de oficinas centrales y al Subgerente de comunicación ambiental Héctor López, evitando cualquier conversación telefónica con cualquier compañero de trabajo o medios de comunicación.
  5. Tareas irrelevantes, en su momento pedí me entregaran mi perfil de puesto, negándomelo con diferentes excusas. Por otra parte me pedían copiar textos de boletines de prensa de 2014 y 2015 donde solo actualizará datos, poniéndome como meta tres boletines diarios (mínimo) y un boletín extra vespertino del tema más relevante de la temporada “incendios forestales”.
  6. Indiferencia, desde un principio me acerque con mis jefes Dr. Ortega y el Sr. Rogelio para informarles de mis actividades diarias, la importancia de recibir retroalimentación y sobre el contacto que tenía con oficinas centrales y la subgerencia de comunicación del medio ambiente, reiterándome en varias ocasiones que me dedicará a hacer soló lo que ellos me pedían, que la gente de otras oficinas aunque perteneciera a Conafor no iban a dar indicaciones para la Gerencia Estatal a cargo del Dr. Ortega Medrano, porque el comentó es quien manda en las oficinas de Guanajuato, negando y haciendo caso omiso de cualquier tipo de indicación que a mi persona se me hubiera informado desde México o Guadalajara.
  7. Indicaciones contradictorias, alterando mi estado emocional y profesional al ponerme en evidencia delante de mis compañeros por la falta de entendimiento hacia las tareas que se me habían indicado hacer.
  8. Juzgar de manera ofensiva mi desempeño, en las juntas semanales con todas las áreas el Dr. Ortega Medrano tenía la oportunidad de descalificar, señalar, ofender y reprobar cualquier tipo de acción que no conviniera a sus intereses, pero fue notable que se dirigió hacia mí por mi condición de mujer y ser la “nueva” un interés por descalificar mi desempeño.
  9. Desprecio, se me trato de un modo intolerante y despectivo, por mi condición de mujer, ya que cuando trataba de emitir mi opinión el Dr. Ortega me callaba o se alteraba alzando su tono de voz y señalándome que yo no era “nadie” en la dependencia, llegando al punto de indicarme que no quería volver a hablar conmigo que todo lo viera directamente con el Sr. Rogelio Pérez.
  10. Petición de mi renuncia sin fundamento, el Sr. Rogelio Pérez por indicación del Dr. Ortega Medrano el día viernes 26 de febrero me pide ir a su oficina, comentando textualmente:

“Lo voy a decir rápido y claro, tú y yo no podemos trabajar juntos, porque no me caes bien, tu manera de ser no convive con mi forma de trabajar, por lo que quiero que te vayas, este es el motivo principal por el cual ya no puedes seguir aquí”

  1. Amenazas, el Sr. Rogelio Pérez al recibir mi negativa para firmar mi renuncia, me dijo que no habría firma de convenio por separación y que tendría que echar mano de otro tipo de acciones (actas o abandono laboral) para que yo no recibiera ningún tipo de indemnización.

Hago constar que toda la información aquí señalada es verídica y que a la fecha se me sigue difamando, por lo que defenderé mi postura y mi buen nombre ante esta situación, que solo refleja un liderazgo negativo, misoginia y falta de valores de personas que tienen poder al interior de las instituciones de administración pública y están lejos, muy lejos de ser servidores públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar