Del sueño americano a pesadilla mexicana

pesadilla

“Todo va a salir bien mamá, no te preocupes, todo va a salir bien”, fueron las últimas palabras que Luis Roberto Melgar Gomes le dijo a su madre Blanca Gomes durante su travesía por México con rumbo a los Estados Unidos.

Blanca Gomes, oriunda de El Salvador ha llegado a México junto con una caravana de madres centroamericanas que claman el paradero de sus hijos migrantes.

Nunca pensó que el sueño americano de su hijo se volvería una pesadilla,” su sueño era ayudarme para pagar las deudas”, relata Blanca Gomes con lágrimas en sus ojos y la voz entrecortada, detiene la foto de dos personas, su hijo y su hermano , ahora desparecidos.

Y es que en su caso, ella no sólo tiene que soportar el dolor de haber perdido a un hijo sino también a un hermano, de quienes no tiene absolutamente una pista.

Luis Roberto salió el 6 de abril de 2010 de El Salvador, ahora tiene casi 4 años desaparecido, “en la madrugada que él se despidió de mi yo todavía le decía que no se viniera, yo prendida de él, y él me dijo todo va a salir bien mamá, no te preocupes, todo va  a salir bien, la fe en Dios me hace que tenga la fe en que él está vivo”.

Su hijo tenía como destino Los Ángeles, donde un amigo aguardaría su llegada y pagaría parte de su entrada a los Estados Unidos, el llegaría a Piedras Negras y un coyote sería el encargado de pasarlo en la frontera.

Blanca Gomes narra que la última vez que habló con su hijo fue por teléfono, él se encontraba en el Distrito Federal de ahí partiría hacia la frontera, una vez allá, el amigo de Heriberto a decir de ella, tuvo contacto telefónico con el coyote quien le dijo que en 3 días él ya estaría del otro lado para que tuviera listo el dinero; también pudo comprobar que Heriberto se encontraba ahí, sin embargo después de esa llamada jamás volvieron a saber absolutamente nada de él. Fue ahí cuando comenzó su calvario.

Nelson Heriberto Gomes Nieto, hermano de Blanca Gomes salió de su casa el 30 de junio de 2013, cumplió 5 meses, dejó a su esposa e hijo, “no lo vi cuando se vino ni siquiera me dijo que se iba a venir, yo le explique la situación de mi hijo, no te vayas que esto está sucediendo pero él me dijo yo necesito trabajar y comprar una casa, que mi hijo tenga un mejor estudio, pero igual se vino”.

A las autoridades de México “les exigimos que traten bien a nuestros familiares, que agarren a todas las personas que están haciendo tanto daño, que nos ayuden a buscarlos que nos den permiso de que se exhumen los cuerpos y se les haga el examen de ADN, porque aunque mi fe no quiere aceptar que mi hijo está muerto, que está vivo, pero hay muchos que están muertos, que le vamos a hacer tenemos que aceptar de una u otra forma y que les den paso libre, cuando uno va  a solicitar la visa y si ellos la otorgaran no necesitaríamos venir de ilegales a este país y no tendrían las bandas organizadas espacio para hacer todo lo que están haciendo con las personas”, expresó.

SARA GARIBALDI / NOTUS
Twitter: @saritabu

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button