Defraudadores de carros atracan en San Luis Potosí; MP quiere inculpar a «inocentes»

Famlia Roa: Erandi y Enrique Roa Quintero, al lado de sus papás Ma. Guadalupe Alicia Quintero y Enrique Antonio Roa Ordoñez, en sus brazos Enrique lleva a su hijo
Famlia Roa: Erandi y Enrique Roa Quintero, al lado de sus papás Ma. Guadalupe Alicia Quintero y Enrique Antonio Roa Ordoñez, en sus brazos Enrique lleva a su hijo

San Luis Potosí

Una familia de San Luis Potosí “perdió” su camioneta al hacer un trato con supuestos compradores que les pagaron con un cheque falso en Famsa. Los afectados, fueron al  Ministerio Público, donde supuestamente las autoridades les dijeron que inculparán a la familia Roa Quintero que ha sido relacionada a 17 procesos por el mismo motivo para que les pagarán; aunque ellos ya tienen tres años encarcelados, aún sin condena y no han dejado la cárcel desde entonces.

El hecho ocurrió el 10 de enero del año 2014, con una camioneta a nombre de David Hernández Narváez, quien dio a conocer a través de su esposa que el 3 de abril de ese mismo año, localizaron la camioneta que le habían robado en San Luis Potosí, pero ahora en León, Guanajuato, ya con placas del Estado, a nombre de otra persona distinta a la que habían vendido.

La mujer, dijo que su esposo no iba a inculpar a personas inocentes al menos en su caso, pues dijo que “yo le dije que esas personas no se parecen como las que vinieron aquí a la casa, yo no sé si cambia mucho la fisonomía y él se puso a pensar y dijo yo no puedo acusar a unas personas de las que no estoy seguro, porque quedaría en mi conciencia”

La afectada, dijo que el fraude se realizó en Famsa por una persona mayor, un joven y una mujer, quienes coinciden con los rasgos físicos que las autoridades han estado manejando desde hace tres años en contra de Ma. Guadalupe Alicia Quintero Domínguez y a sus hijos Enrique y Erandi Alicia Roa Quintero, aunado a su esposo, Enrique Roa Ordoñez este último en libertad al no encontrar pruebas en su contra, pero que al principio fue detenido por el mismo delito.

El día del fraude, los tres presuntos defraudadores compraron de contado una camioneta con un valor de 70 mil pesos que pagaron con un cheque en la caja del establecimiento, donde aparentemente se reflejó la adquisición, pero que no fue valida, pues no tenía fondos.

A la fecha la familia Roa Quintero originaria de Irapuato, fue llevada a la cárcel de Villa de Álvarez en Colima, donde al parecer el juez no los dejó presentar pruebas a su favor, dictándoles autodeformal prisión por un delito de fraude del que tampoco han sido condenados.

Contexto

El 3 de marzo del año 2012 fueron detenidos Ma. Guadalupe Alicia Quintero Domínguez, sus hijos Enrique Antonio Roa Quintero, Erandi Alicia Roa Quintero, su esposo Enrique Antonio Roa Ordoñez, junto a Ileana Quintero Domínguez, que es su hermana menor, aunque estos dos últimos se encuentran libres debido a que no se les pudo comprobar nada después de la investigación inicial.

De los 17 procesos penales a los que fueron vinculados, hasta este momento sólo faltaba uno por resolver y se encuentra en la sala del juzgado segundo penal de León con expediente 160/2012, donde permanecieron encerrados hasta el 18 de junio desde hace tres años.

Ya apresados, la Procuraduría General de Justicia de Guanajuato presentó a la familia Roa Quintero ante medios de comunicación como “banda de defraudadores” como parte de un “excelente trabajo de investigación” realizado por parte del Ministerio Público, con publicaciones que se plasmaron en diversos periódicos no sólo de la entidad, sino de otros estados.

Después de varios años en la cárcel a la familia Roa Quintero no se le ha dictado como culpable por falta de pruebas, sin embargo continúan en prisión.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba