Daysi, Lupita y Amelia Sánchez, son grandes emprendedoras en Irapuato

La inspiración de crear sus productos biodegradables surgió de la familia en un profundo balance con la conciencia en el cuidado del medio ambiente

Irapuato, Guanajuato.- Las hermanas Daysi, Lupita y Amelia Sánchez, esposas, godínez y emprendedoras, nacidas en Zináparo, Michoacán, con más de 30 años de vivir en la ciudad de Irapuato, estrecharon un profundo lazo entre sus familias y la creación de consciencia de atender al medio ambiente a través de sus productos biodegradables o eco-friendly.

El proyecto que emprendieron llamado “Cositas y + Cositas”, muestra una parte de su afición por hacer manualidades, siendo que en su familia era bien reconocido y requerido.
“En nuestra familia, desde siempre nos ha gustado hacer manualidades, y empezamos preparando todo nosotros mismos para nuestras propias fiestas: postres, regalitos, detalles, decoración… y nuestros conocidos después nos pedían que les ayudáramos con sus fiestas y nos iban recomendando con sus amigos y así empezamos a trabajar haciendo Cositas y más Cositas”. Refirieron las hermanas emprendedoras.

Con una historia de hace más de 10 años en la elaboración de dichos productos, su aventura como emprendedoras inició como tal hace casi 2 años, dando a conocer las creaciones que como hermanas trabajan.
Iniciaron haciendo moños, ahora han expandido su gama de productos ofreciendo shampoos sólidos, bálsamos labiales, vasos plegables, pads desmaquillantes, siendo estos productos eco-friendly.

“Nuestro motor han sido nuestros hijos, ya que ellos están siendo formados con la conciencia de cuidar el medio ambiente, y desde casa queremos ser congruentes con ellos, reciclando y usando productos amigables con el entorno”. Dieron a conocer las hermanas.

Su esfuerzo ha requerido capacitación y actualización, con ese “sello de amor y responsabilidad” que hacen con cada uno de sus productos, según comentaron las emprendedoras, ya que en sus mismas familias los utilizan, teniendo la firme certeza de que a todos les gustarán.

Entre las dificultades a las que se han enfrentado, es definir el rumbo de sus metas a un determinado tiempo, por lo que han estado acompañadas por un coach para el buen camino de su emprendimiento.

Las hermanas finalizaron con un mensaje dirigido a las emprendedoras y a las mujeres en general: “Nunca dejen de soñar y menos si aman lo que hacen”

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba