CINVESTAV descubre ADN del aguacate

Con este resultado se podrá obtener árboles más resistentes a plagas y mejores variantes del fruto informó el CINVESTAV del IPN

Guanajuato, Guanajuato

Mediante la publicación de la revista científica Proceeding of the National Academy of Sciences (PNAS) publicada el pasado 6 de agosto, se dio a conocer que científicos mexicanos del CINVESTAV del IPN descifraron la secuencia genómica del aguacate.

Gracias a este descubrimiento será posible obtener mejores variantes del fruto y árboles más resistentes al ataque de patógenos, y cobrará mayor relevancia no solo para México, sino para los más de 10 principales países productores a nivel mundial.

Mediante un comunicado, el CINVESTAV recordó que, en la actualidad, el aguacate Hass es la variedad de este fruto más comercializada a nivel mundial, con un mercado de miles de millones de dólares anuales y sus características como una pulpa con cáscara duras permiten un mejor manejo y almacenamiento del producto, lo que ha hecho de esta variedad la preferida en el mundo.

Sin embargo, este tipo de aguacate “no ha tenido ningún mejoramiento en los últimos 40 años” debido a que cuenta con un ciclo de vida largo, “lo que representa una cuestión atípica en agricultura”, ya que muchos cultivos se modifican incluso por cuestiones de protección de plagas.

Luis Herrera Estrella, quien dirige la investigación, comentó que en un principio se planteó secuenciar solo el genoma de una variedad mexicana de aguacate (P. americana var. drymifolia), pero finalmente lograron secuenciar otros tipos, como el gautemalteco (P. americana var. guatemaliensis), el antillano y el Hass.

A partir de la investigación pudieron comprobar que la variedad Hass tiene un componente genético de alrededor de 39 % del guatemalteco y el resto de la variedad mexicana.

“Todos los aguacates tienen el mismo genoma, solo que existen alelos o versiones de genes distintos en cada uno de ellos, lo que permite diferenciarlos, haciendo a algunos más resistentes a una enfermedad o capaces de producir aceites de mayor calidad, entre otras características”, dijo Herrera Estrella.

“Esa información nos permitirá a futuro hacer selección o manipulación del genoma del aguacate, y a partir de los resultados de la elucidación del genoma del aguacate será posible realizar cruzas y acelerar un procedimiento de mejoramiento genético del fruto.

En total, esta investigación contó con la participación de 17 instituciones de cuatro continentes, y fueron más de ocho años de trabajo de investigación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar