Cecilia vende nopales para sacar adelante a sus hijas

Cecilia Camarillo es madre soltera y a raíz de la pandemia decidió comenzar a trabajar para sacar adelante a su familia

Pénjamo Guanajuato.- En el municipio de Pénjamo, es común observar a comerciantes ambulantes a las afueras de la Parroquia de San Francisco. Tal es el caso de Cecilia Camarillo, quien, a raíz de la pandemia, tuvo que salir a trabajar para llevar sustento a su familia, por ello, desde hace poco más de un año, vende nopales, guayabas, flor de calabaza y xoconostles.

“Tengo apenas poquito más de un año vendiendo esto, antes me dedicaba al hogar, tengo a mis hijas y cuando ya no empezaron a ir a la escuela por la pandemia, pues dije tengo que ir a trabajar para arrimar algo a la casa, uno tiene necesidad”, dijo.

Desde muy temprana hora, Cecilia se instala a las afueras de la Parroquia, pues si no llega temprano puede quedarse sin vender durante todo el día.

“Yo llego a las 5 de la mañana para apartar lugar porque no tenemos un lugar fijo, tenemos que madrugarle, quien no alcanza lugar pues le busca en otro lado porque si no, se queda sin vender en todo el día”, señaló.

Cecilia, tiene que hacer una inversión sin saber si la podrá recuperar durante el día, pues todo lo que vende, lo compra primero en una huerta, con la esperanza de que le salgan las ventas.

“Pues me voy a comprarlos a la huerta, todo lo compramos, para traerlo hasta acá, pero apenas sale para el día, el nopal nos lo dan en $150 el bote, y pues el platito lo doy en $15 para que salga, está muy baja la venta. A veces lo que más se me vende es la guayaba esa la tengo a $40 el kilo, y el bote lo compro en $100 pesos, muy apenas nos ajusta”, expuso.

Pese a que la situación por la pandemia pinta cada vez un panorama difícil para la comerciante, la necesidad, hace que Cecilia al igual que otros tantos comerciantes sigan en pie de lucha.

“Ahorita la situación está peor con la pandemia, esperamos primeramente en Dios que nos sigan dejando trabajar, afortunadamente al momento nos han dejado y pues nos da gusto porque si no nos dejan trabajar ¿qué haríamos?”, señaló.

Finalmente, Cecilia mandó un mensaje de agradecimiento a todo aquel que le ayuda con sus compras.

“Pues agradecerle a todo aquel que nos echa la mano, aquí estaremos a un lado del mercado desde temprano, sus compras nos ayudan a sacar adelante a nuestras familias”, finalizó.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button