Cambiar hábitos de consumo, sugiere investigador de la UG ante las consecuencias del calentamiento global

Guanajuato, Guanajuato.- Ante el consumo excesivo de los recursos naturales y el uso de combustibles fósiles, el planeta Tierra enfrenta un acontecimiento que ya está teniendo desfavorables efectos, “el cambio climático”. Por tal razón se ha mencionado por distintos medios de comunicación que el ser humano puede ser el responsable de la denominada sexta extinción masiva de las especies de flora y fauna.

Al respecto, el profesor-investigador del Departamento de Ingeniería Geomática e Hidráulica de la Universidad de Guanajuato, Dr. Alejandro Flamenco Sandoval mencionó que el cambio climático global es el resultado de un calentamiento del planeta que se debe a las actividades humanas “como las modificaciones del territorio por la pérdida de bosques y el incremento de las áreas urbanas, pero sobre todo el uso de combustibles fósiles”.

El calentamiento global, es decir, el incremento general de la temperatura del planeta ha tenido consecuencias graves como los incendios prolongados que hemos visto recientemente en Australia. “La acumulación de materia combustible en ese territorio y la escasa humedad debida a disturbios en el régimen de lluvias en la región podrían ser la razón por lo que los incendios se prolongan por más tiempo y extensión. Esto afecta a las comunidades silvestres donde se resguardan algunas especies en peligro de extinción”, dijo el Dr. Flamenco Sandoval.

Otras de las consecuencias ante el cambio climático y el aumento de temperaturas son la pérdida de importantes masas forestales y su difícil recuperación. Además, el incremento del nivel de los mares va en aumento por el derretimiento de los Casquetes Polares. “Lo que podemos esperar, entre otras cosas, son graves daños a la infraestructura de las ciudades costeras y también la pérdida de los manglares, cuna de varias especies de aves y peces”.

El investigador de la Universidad de Guanajuato destacó que tenemos que generar conciencia y esforzarnos en cambiar hábitos como dejar de consumir productos derivados del petróleo, “se está haciendo un gran esfuerzo por dejar de consumir plástico pero también debemos reducir el uso de vehículos y hacer el sistema de transporte más eficiente; utilizar métodos de construcción amigables con el medio ambiente. De igual forma influye nuestro consumo de carne porque demanda áreas que son normalmente de bosques, tenemos mucho ganado y el ganado también produce demasiado metano y así se incorpora a la atmósfera y aumenta la temperatura”.

Para finalizar, no descartó que las multinacionales y las fábricas tienen mucho que ver en el calentamiento global, no sólo por sus procesos de fabricación sino por el consumo que incentivan, sin embargo, indicó que hay responsabilidades que todos podemos acatar, “no hay que perder la esperanza, hay que trabajar fuerte, ser responsables e impactar cada vez menos a la naturaleza”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba