Ataque terrorista en Francia: decapitaron a un empleado y quisieron volar una fábrica de gas

terrorismo franciaLyon.

Dos atacantes que llevaban una bandera islamista decapitaron a una persona e hirieron a varios más en una fábrica de gas ubicada en Saint Quentin Fallavier, 30 kilómetros el este de la ciudad de Lyon, centro-sur de Francia.

Los atacantes estrellaron su auto contra el ingreso del edificio y detonaron varias bombonas de gas almacenadas en el patio.

La cabeza de un hombre con inscripciones en árabe fue encontrada colgada de una reja del perímetro de la planta de Air Products, donde se produjo el ataque, según el diario regional Le Dauphine.

La víctima fue identificada como un jefe de empresa de las afueras de Lyon, aunque no se precisaron más detalles sobre su identidad. El hombre hallado muerto es «una persona inocente que ha sido asesinada y vilmente decapitada», declaró el ministro de Interior francés, Bernard Cazeneuve, que acudió a media mañana al lugar.

Cazneuve instó a «la contención y la dignidad» tras el descubrimiento macabro de la cabeza del difunto, que colgaba de una verja cerca de algunas banderas islamistas.

Las autoridades francesas arrestaron a uno de los autores del atentado, ya conocido por los servicios de inteligencia. La prensa gala informa que está siendo interrogado. Cazeneuve dijo que el detenido llevaba una bandera con inscripciones en árabe, pero que aún no ha sido traducido.

Luego anunció que su nombre es Yassine Salhi, nacido en 1980, investigado por actividades terroristas en suelo francés.

«El terrorismo islamista ha golpeado una vez más a Francia», reaccionó el primer ministro Manuel Valls, de viaje en Bogotá, denunciando un «escenario vil» antes de acortar su gira por América Latina para volver a París.

«Escuchamos una enorme explosión, tuve miedo y salimos para ver lo que estaba pasando, pero no pudimos ver nada. Pensé que se trataba de un problema con la fábrica de productos químicos. Nunca me hubiera imaginado que fuera un atentado. Desde entonces los accesos están cortados por la policía y estamos todos en estado de shock», contó la gerente de un hotel ubicado a 100 metros del lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar