Aquí hay pura pobreza, no hay nada: migrante

migrante

Irapuato, Guanajuato. 

José Adán González Zavala de 22 años, un joven oriundo de Irapuato emigró a los Estados Unidos hace dos años y llegó hace casi un mes para pasar las fiestas decembrinas a lado de su familia, “vine a pasar la Navidad y nos vamos otra vez para atrás”, refiere.

Y es que José Adán ya no piensa hacer una vida en su tierra, ya que a su ver “aquí hay pura pobreza, no hay nada, no hay de donde vivir; tenemos que sacrificar algo para vivir mejor, aquí no hay nada…”, aseguró.

A su llegada a México el 1 de diciembre luego de dos años de estar en Estados Unidos, él se ha dedicado a trabajar en el campo, desquilatando, cortando brócoli o fresa, aunque “hay días y semanas que no hay trabajo; se gana un pesillo más allá que aquí, hay maneras de vivir un poquito mejor allá”.

José Adán vive en la Colonia Morelos de Guadalupe Rivera; lo que gana en el campo no le es suficiente, ya que él es el sustento de sus padres y tres hermanas menores, aunque el joven migrante es soltero dice “si no me alcanza para mí que no tengo mujer, ahora menos si tuviera.

En Estados Unidos, José Adán trabaja en la Jarda y gana 8.50 dólares por hora, lo que le permite llevar una vida más cómoda y enviar dinero a su familia cada “que puedo”.

En febrero o marzo el piensa regresar al país vecino para “hacer algo”, con una visa de trabajo por nueve meses, “o de ilegal o como sea”, dice.

SARA GARIBALDI / NOTUS
Twitter: @saritabu

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba