Alfredo Ruíz: Un comerciante de tradición en Pénjamo

Oriundo de Pénjamo el comerciante tiene, años compartiendo el sabor de sus helados a los penjamenses

Pénjamo, Guanajuato.- Alfredo Ruíz Arellano de 77 años de edad, actualmente dedicado a vender helados de manera ambulante, se le puede observar caminando, a paso lento pero constante, mientras empuja su carrito de helados, desde las 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde en las calles del centro de Pénjamo.

Debido a un accidente que limitó la movilidad de su pierna izquierda, Alfredo tuvo que dejar su anterior trabajo como albañil para buscar nuevas opciones laborales que le permitieran pagar la luz, el agua y el gas entre otros servicios, no obstante, y aunque agradece el apoyo de sus hijos ha decidido continuar trabajando ya que cree que no sería prudente atenerse a lo que sus hijos le puedan aportar.

Diariamente él paletero sale de su casa, poco antes de las 7 de la mañana, para caminar durante 2 horas, llegar a su trabajo, recoger su carrito de helados y emprender su marcha, esperando vender tantos helados como le sea posible de manera que pueda regresar a casa con un poco de dinero.

Sin embargo, de acuerdo a palabras del entrevistado, lo anterior no siempre es posible o al menos no de la manera que él desearía, ya que las ventas son bajas y el ingreso es poco pero necesario para vivir.

“Tengo que trabajar, no puedo descansar, por qué si descanso quien me da de comer, lo que saco de aquí no es suficiente pero hay algo que salga”, comentó el comerciante.

Es de ese modo que Alfredo continuara recorriendo junto a su carrito de helados las calles del centro de Pénjamo con una sonrisa en el rostro esperando a todo aquel que desee comprar aunque sea uno de sus helados.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button