Alas de abeja con miel… ya no quieren hiel

La inseguridad, el acoso que viven y la falta de escucha de autoridades educativas, municipales, estatales y federales, han ocasionado que tengan hiel

Protesta Abejas de la Universidad de Guanajuato. Foto Comunidad Estudiantil UG

Guanajuato, Guanajuato

Las llamadas Abejas de la Universidad de Guanajuato, ya no tienen miel, porque la inseguridad, el acoso que viven y la falta de escucha de autoridades educativas, municipales, estatales y federales, han ocasionado que tengan hiel.

En Guanajuato el paro de labores que incluye bachilleratos y extensiones de la Universidad de Guanajuato conocida como la máxima casa de estudios, estallaron a través de sus estudiantes, quienes se sienten indiferentes y poco valorados, ante hechos tan lamentables como el homicidio de una de sus estudiantes, como el acoso de diferente índole que han denunciado.

En la capital, Carlos Zamarripa fiscal del Estado, no llegó a la reunión en la que los estudiantes le pidieron que fuera y que no asistió; en Pénjamo, el alcalde no asistió con los alumnos y en Irapuato la respuesta al menos si fue de atención.

#NiUnaAbejaMenos, #LaVerdadOsHaraSudar, han sido frases usadas por los estudiantes afectados de la UG, pero que se ha ido extendiendo por otras universidades que padecen situaciones similares, especialmente de inseguridad.

Los llamados son fuertes y constantes que han cimbrado una colmena que parece viva, unida y con poca tolerancia a las palabras, porque esperan hechos directos, claros y sin titubeos. En Guanajuato, la violencia es tal que los estudiantes sienten acoso no sólo de sus maestros, sino de un clima en el que salir de la escuela, posiblemente van a sufrir un acto de violencia.

Los medios para ellos, han sido poco favorables con su sentir, incluso, la única información que para ellos circula de manera trasversal son sus consignas y peticiones, entre ellas cosas tan básicas, pero importantes, como vigilancia continua afuera de escuelas, despido de algunos de sus directivos y garantías sociales para poder convivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar