«Al poder nunca le voy a pedir perdón; somos comediantes, no políticos»: Chumel

El comediante y youtuber de 38 años hizo un llamado a sus detractores a que tengan el mismo ímpetu en criticar a los políticos que gobiernan el país

En los últimos días el comediante Chumel Torres ha estado en el ojo del huracán por su participación en un foro virtual sobre racismo, mismo que fue cancelado por la inconformidad de usuarios en redes sociales, entre ellas las de Beatriz Guitérrez Muller, esposa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Pero a pesar de la polémica, el youtuber de 38 años de edad, aseguró este viernes que no cambiará su humor, pues mucha gente lo apoya:

No tiene que cambiar el humor y no voy a cambiar. No creo que lo esté haciendo mal, la verdad. No sé si suene egoísta pero da risa, la gente se ríe y ya

El pasado 16 de junio, el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred) anunció en Twitter que Torres junto a los actores Maya Zapata, Tenoch Huerta y el comunicador Alejandro Franco, formarían parte del panel titulado “¿Racismo y/o clasismo en México?”, lo que inmediatamente desató una ola de críticas en su contra, acusándolo de racista y clasista por tuits pasados haciendo bromas con el color de piel de las personas o su clase social.

Pero sin duda el comentario con más peso fue el de la historiadora Guitérrez Muller, quien argumentó que no podía darse espacio a alguien que ella consideraba racista, clasista, y que había insultado a su hijo, al que calificó en una ocasión como “chocoflan”, haciendo referencia a los colores de su tez y cabello.

Por su parte, López Obrador habló al respecto al otro día en su conferencia matutina: “es como si a un foro de derechos humanos se invita a un torturador”, mencionó el presidente.

Posteriormente el conductor expresó disculpas a Beatriz Gutiérrez, señalando que su madre le hubiera pedido que lo hiciera. Sin embargo, en la entrevista hizo énfasis en que esta no era una disculpa al Gobierno, sino a la persona: “Al poder nunca le voy a pedir perdón”.

En el momento en el que yo haga algo que no vaya de acuerdo con mi conciencia sí me disculparé (…). Quiero hacer esa precisión. Yo le ofrecí esa disculpa a una mamá enojada porque no está bien que se burlen de su niño, no le pedí perdón al gobierno, dije lo humanamente correcto: Perdóneme, señora, usted es una mamá y a las mamás hay que respetarlas

Cabe mencionar que, finalmente otro foro muy parecido tuvo lugar desde la plataforma Racismo MX, en el que los invitados conversaron sobre esta problemática en los medios de comunicación.

Al comediante le parece “surrealista” el revuelo que ha causado tan solo un anuncio de un evento que no sucedió, e incluso considera “hipócrita” la actitud del presidente de preocuparse por su participación en un foro de una institución cuya existencia dijo “no conocer”.

Yo no voy a disculparme por mi humor, no voy a disculparme por un chiste que ofenda a alguien porque la idea no es ofender a alguien, yo no pienso ceder ante la fragilidad de la gente que dice ‘esto me ofende’. Pues no lo veas. Pero jamás voy a decir ‘malditos indígenas’. Eso ni tiene chiste, ni es humor

Explicó que no es tan importante generar debate sobre el discurso de los comediantes, que aseguró se ha visto afectado por lo “políticamente correcto”, e hizo un llamado a sus detractores a que tengan el mismo ímpetu en criticar a los políticos que gobiernan el país.

Somos comediantes, no somos políticos. (…) El gobernador de Puebla (Miguel Barbosa) dijo que si había chavas muertas era porque se fueron con el novio, no seas hijo de tu chingada madre, eso sí ofende

Además, declaró con toda seguridad que no se considera ni racista ni clasista.

La mitad de mi familia es morena. La gente cree que sabe de dónde vienes, como te ven güerillo (rubio) creen que tienes privilegios. Yo nací en el barrio de Los Pinos de Chihuahua (en el norte del país) en medio de dos barrios de cholos, entonces me ha costado mucho llegar hasta acá como para que se me vaya por unos tuits pendejos

Finalmente, el comediante dijo que a pesar del mal rato que vivió, también trajo cosas buenas: “Me deja 120 % más de vistas en Youtube, 8.300 seguidores más y me deja que el presidente sabe quien soy y que no le importa la Conapred”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar