Su afición por el ciclismo lo convirtió en una forma de vida

Pénjamo, Guanajuato.- José Salas Hernández es un penjamense de 82 años que llevó su afición por el ciclismo cuando era joven en una forma de vida para toda su vida.

Recordó que de joven el fue un ciclista que compitió a nivel regional y que lo llevó a ganar varias medallas, sin embargo un accidente casi lo hacía perder su pierna.

Contó que durante una de sus competencias una camioneta lo atropelló intencionalmente para que no ganara y casi le amputan su pierna, afortunadamente no pasó.

Después de eso José Salas y su gusto por las bicis lo llevó a entrar en el negocio de la reparación  y venta bicicletas, hasta hoy en la actualidad.

Aunque antes de lograr sus objetivos, José recordó que desde niño se quedó sin papás por lo que desde pequeño tuvo que trabajar en muchos oficios, algo que lo considera una historia muy triste.

Aún así José siempre quiso salir adelante, en Irapuato tuvo muchos trabajos, uno de ellos en una mueblería donde precisamente sus jefes lo obligaron a aprender a manejar la bicicleta sin saber que eso lo convertiría en su deporte y forma de vida.

José es un hombre de éxito que ha logrado salir adelante pese a sus adversidades, es padre de familia y esposo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba