A Juan David le encantaba oír música y cuidar de sus gatitos

El pequeño al que le arrebataron la vida con golpes, vivió 5 de sus 11 años de vida “triste, solo y con unos pequeños momentos de felicidad”

Irapuato, Guanajuato.- “Juan David, era un niño muy alegre, se veía que siempre tenía ganas de jugar, pero no lo dejaban salir, en muchas ocasiones, él se asomaba por la ventana junto con Giovanni porque su mamá los encerraba y me gritaban –‘Doña Juanita ya tenemos hambre’-, y yo o mi esposo les llevábamos un taquito, unas galletas o algo y por la ventana se los pasábamos”, explicaron los vecinos de Juan David el menor asesinado a golpes por su padrastro.

Juanita y Crescencio, vecinos de Juan David relataron como fueron los 5 años que vivió el menor y su hermano Giovanni

Juanita, recuerda como el menor cuando la tenía oportunidad de salir, se ponía con su bocina a escuchar música y a dar la vuelta por la banqueta sin irse más lejos en su bicicleta.

Juan David estaba inscrito en una primaria que se encuentra en la comunidad de San Roque, pero los últimos dos años ya no lo enviaron supuestamente por el COVID-19

“No lo dejaban salir porque la mayor parte del tiempo andaba golpeado, con moretones y señas de violencia y por eso no lo llevaban a la escuela, le preguntábamos a su mamá y decía que el niño ya no quería ir además el COVID-19 estaba muy fuerte, siempre tenía una excusa, era muy triste ver a esos niños sufrir”, explicó Crescencio entre lágrimas.

Por otro lado, relataron que en una ocasión el menor salió con su brazo fracturado, una sutura en su cabeza y labio y al preguntarle qué le había pasado, su madre Reyna dijo que lo habían asaltado y golpeado muy fuerte, pero jamás lo llevaron al hospital, en casa su padrastro lo “curó”, señalando que no lo llevaba al médico por la pandemia.

“David tenía muchos gatitos, uno de ellos se llamaba ‘sombras’ y otro ‘michí’, el los veía como se salían por la ventana y luego me gritaba para que los pasara, los quería y cuidaba mucho”, dijo Juanita.

Violencia intrafamiliar

“Reyna es una señora mala también, no sabes todas las veces que escuche que les decía a sus hijos, ‘maldita la hora en que naciste’. ‘vales pa’ pura mierda igual que tu padre’, ‘no sirves para nada al igual que tu padre’ y luego los ponía a lavar porque les decía “A qué hora vas a lavar tu ‘garrero’, quieres que te traiga una madrastra para te lave o que, yo no soy tu sirvienta ni gata”, también oíamos como quería que cambiara de pañales a su bebé, el pequeño David hacia todo, tenía que abrirle al padrastro, limpiar y todo”, explico Crescencio.

¿Omisión del DIF y Seguridad Publica de Irapuato?

Alrededor de 3 denuncias fueron las que se interpusieron en el DIF, según lo mencionado por los vecinos, además de que a la policía se le hablo en múltiples ocasiones para que acudieran al auxilio del menor cuando se escuchaban los golpes o gritos.

“El padrastro, como era policía me decía cuando me veía, yo sé quién fue a denunciarme porque yo tengo contacto con las autoridades y se quien lo hace y nos inculcaba mucho miedo pues era una persona muy agresiva”, explicó Juanita.

Crescencio señaló que en muchas de las ocasiones que se les llamo a la policía, llegaban y se ponían a “cotorrear” con el ex funcionario público y nada más le decían “Ya compórtate Barrón”, entre risas y nunca procedían las denuncias.

Cabe destacar que también personal del DIF, estuvo entrevistando a vecinos en varias ocasiones y al parecer todo quedo en eso.

“Cuando se iba la policía de la zona, salía el padrastro y con un machete se iba gritando por toda la calle, – ‘salgan pinches chismosos, ya estoy solo hijos de su puta madre’- “explicó Crescencio.

Juanita externó que unos vecinos tuvieron que irse por las amenazas que recibieron por parte del padrastro, después de que reportaron la violencia que ejercía sobre los menores.

Continúan las búsquedas del cuerpo del menor

El padre biológico de Juan David, señaló esta mañana que no descansara hasta encontrar el cuerpo de su hijo.

Familiares y amigos siguen haciendo trabajos de búsqueda en cada rincón de la colonia Urbi Villas del Rey, esperando poder encontrar el cuerpo del menor.

Padre de David

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button