Wendy Morales, la chica asesinada en Guanajuato será sepultada en Puebla

Mediante un mensaje en redes sociales lo comunicó una prima de la joven

Guanajuato capital

Wendy Morales Suárez, la chica encontrada semienterrada en el Cerro de la Crucita en la capital del estado, será sepultada en Puebla de donde es originaria su familia.

Después de que permaneció desaparecida durante cuarenta y cinco días, Wendy fue encontrada sin vida en el lugar antes mencionado. La mañana de este miércoles sus padres recibieron su cuerpo el cual será llevado a Puebla, de donde son originarios.

Por medio de un comunicado en redes sociales, la prima de Wendy, Brenda Suárez emitió un mensaje en el que se informa que será llevada Puebla para ser sepultada. “Familia y amigos….La familia Morales Suárez, quieren hacer de su conocimiento que el cuerpo de mi prima Wens Suarez(sic) será trasladado el día de mañana a la ciudad de puebla(sic), ya que será velada y sepultada en PUEBLA a sus amigos conocidos de Guanajuato esperamos su comprensión y hagan oración por su eterno descanso.Y a la familia y amigos de Puebla igual les pedimos apoyo para recibirla y poder darle el descanso que ella merece.¡Muchas gracias!! Pd: se les informará por este medio, ahorita la familia no está para atender llamadas y mensajes ustedes comprenderán”, menciona en la publicación en redes sociales.

Con respecto a este caso, la Fiscalía General de Justicia del Estado mantiene hermetismo, incluso el área de comunicación social del organismo asegura que se siguen haciendo análisis a los restos.

“Se llevan a cabo los estudios forenses y genéticos, para identificar de manera (sic) determinar la identidad legal”, respondió el área referida.

¿Quién era Wendy Morales?

Wendy Jovana Morales Suárez, era una chica llena de aspiraciones y se encontraba estudiando inglés. Le gustaba hacer ejercitarse y salir a pasear con sus amigas; trabajaba en un restaurante de comida japonesa llamado ‘Delica Mitsu’ localizado en el puente del Campanero en la zona centro de Guanajuato.

El pasado sábado 12 de enero, Wendy salió de su casa alrededor de las 2:30 hrs; se despidió de su madre sin saber que sería la última vez que se verían.

Ese día se vio con Antonio Aarón Carrión Barbosa en la Presa de la Olla, con quien tenía una relación amorosa.

Al ver que no llegaba, la familia de la joven entró en desesperación y acudieron al Ministerio Público para poner una denuncia por su desaparición. Las investigaciones iniciaron al igual que los interrogatorios con los más cercanos a la joven.

El novio de Wendy fue interrogado. Mencionó que sí la había visto y que la había dejado en el bulevar Euquerio Guerrero; declaró que a las 2:30 ella le envió un mensaje diciéndole que estaba en su casa, que se bañaría y luego cenaría.Sin embargo, para María de Jesús Suárez Flores eso no sonó tan convincente, pues no solía llegar tarde a su casa y mucho menos a no llegar, sobre todo porque al día siguiente tenía que ir a trabajar.

Su mamá asegura que en una ocasión su hija le contó que la expareja de su novio había llegado a amenazarla para que terminara su relación amorosa.

Casi dos meses después, el cuerpo de Wendy fue encontrado semienterrado en las inmediaciones del cerro de La Crucita en Guanajuato capital.

Amigos y familiares no dejaron de luchar por encontrarla ni un solo momento, organizaron marchas e inclusive fueron apoyadas por organismos sociales y por los mismos capitalinos para exigir que su búsqueda se intensificara y que las investigaciones fueran más profundas.

Tras el desafortunado hallazgo, su familia fue llamada por autoridades para que reconocieran el cuerpo de la chica, que el día que desapareció vestía blusa de licra y mallas negras, chamarra blanca y calzaba tenis blancos Cawis’, portaba una mochila negra Nike.

Autoridades informaron que había un detenido; sin embargo, hasta el momento no se ha dado a conocer quién fue el responsable del asesinato de Wendy Jovana Morales Suárez.

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar