“Ser mujer es una bendición”

Pénjamo, Guanajuato.- Yuritzi Angélica Germán Equihua  de 36 años es originaria de Uruapan Michoacán, abogada de profesión y realizó sus estudios en la UMSNH; esposa y madre de familia, se desempeña actualmente como administrador de Catastro Municipal de Pénjamo. Ser mujer le representa una “bendición” y lo mejor es que su familia y compañeros reconozcan su labor.

“La mujer es la figura más importante en toda la humanidad porque venimos de una mujer, nacemos de una mujer, nos damos cuenta que las madres de familia somos muy importantes, somos las cabezas de un hogar y somos un ejemplo a seguir, somos gente luchadora, emprendedora y ser mujer es una bendición”, expresó Yuritzi Germán.

En la parte laboral, Yuritzi Germán ha tenido que sortear algunas complicaciones, sin embargo señaló que en su caso ella ha dado cuenta de que los varones aceptan de muy buena forma el hecho de que una mujer encabece determinado cargo público.

“Sí ha sido un poquito complicado en otros trabajos fuera de la administración, sin embargo sí se puede llegar hasta donde tú te lo propongas; al principio de mi vida profesional fue un poquito complicada, yo soy abogada y sí es complicado para nosotros las mujeres ser profesionistas, ser madres de familia, ser esposa, pero sin embargo sí se puede lograr los objetivos que nosotras nos formamos”, dijo.

Sus estudios de abogada los realizó en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) en Morelia, mientras que es originaria de Uruapan, Michoacán tuvo que emigrar a Pénjamo por motivos personales, donde se ha desarrollado como profesionista y ama de casa.

Llegó a la ciudad de Pénjamo hace aproximadamente 8 años; su esposo se desempeña como oficial de Registro Civil de Pénjamo  y como decidieron llevar una vida juntos,  tuvo que trasladarse a este municipio.

Yuritzi Germán es madre de dos hijos, una niña de 7 años y un niño de 4 años por lo que tiene que combinar sus actividades familiares con las laborales.

“Mi día inicia a las 6 de la mañana, atiendo a mis hijos, los llevo a sus instituciones educativas posteriormente me integro a la oficina, salgo a las 4 de la tarde a veces el trabajo nos demanda un poquito más de tiempo pero afortunadamente cuento mucho con el apoyo de mi esposo y la responsabilidad es compartida, me ayuda mucho con los niños, nos repartimos las responsabilidades de la vida diaria y afortunadamente podemos hacer una buena actividad laboral y también creo que hacemos una mejor actividad como padres“, platicó.

Para la abogada y funcionaria municipal, lo más importante es ser valorada como mujer que reconozcan tu labor tanto tu familia como los compañeros de trabajo, aunque en su caso  la mayor parte del personal son hombres, han sido “trabajadores, dedicados, ha sido muy placentero y cordial la convivencia”.

 

Comentarios - Utiliza tu cuenta de Facebook

También te puede interesar

Continúan las obras de urbanización en zona rural

Pueblo Nuevo, Gto.- En Pueblo Nuevo, la obra