¿Y los niños a quiénes les importan?