¿Y si depuramos también nuestra vida?

alicejuarez

Al iniciar cada nuevo año, muchas personas nos damos a la tarea de realizar las labores del hogar con mucho más énfasis, barremos cada rincón de la casa, quitamos las telarañas acumuladas en el techo, sacudimos y limpiamos con más afán; existe también quien se da a la tarea de desintoxicar su organismo tomando jugos e ingiriendo ciertos alimentos que previamente les han sido recomendados, y ya estando en eso de la depuración pues le seguimos con nuestros aterradores closets, sacando la ropa, zapatos, accesorios y de más artículos a los cuales hemos dado demasiado uso, o al contrario, los usamos tan poquito que ya hasta pasaron de moda y les consideramos prendas obsoletas, cabe mencionar que a las mujeres esto se nos dificulta un poquito, pues gran parte de lo que sacamos del guarda ropa, al pensarlo y analizarlo mejor, lo regresamos a su lugar pues decidimos que mejor siempre si lo queremos usar, no sabemos cuándo, pero lo usaremos y al fin de cuentas dejamos el dichoso closet casi igualito.

Esto de comenzar el año saneando es algo muy bueno sea cual sea tu manera de verlo, pues hay quien lo hace más de manera simbólica y con la convicción de que al sacar lo que está de más en el hogar, estará sacando de su propia vida lo que le estorba, y aun que muchos lo hacen solo por pulcritud, esto nos ayuda a comenzar el año con una mejor actitud.

¿Qué te parece, si esta vez hacemos algo diferente? y después de limpiar la casa, el organismo y nuestro closet, hacemos esa depuración que tanto urge en nuestra vida, deshaciéndonos de todo lo que nos está estorbando y no nos ha dejado crecer como quisiéramos en todos los sentidos; pueden ser resentimientos, o quizás algún trabajo que nada mas no nos gusta y lo hacemos casi en contra de nuestra voluntad, pero si lo que tenemos que eliminar son esas personas que no nos aportan nada y todo lo contrario, nos perjudican, hagámoslo como parte de ese crecimiento que estamos buscando, además de que el madurar implica dejar ir y alejar toda esa gente toxica, antes de que nosotros terminemos contaminados también.

Por último, recuerda que si estas siempre abrazando el pasado, los malos recuerdos y aquello que te sigue haciendo daño, no tendrás las manos libres para recibir todas esas nuevas, grandiosas y hermosas cosas que Dios tiene para ti.

ALICE JUÁREZ
Facebook: Alice Juárez
Correo Electrónico: martha-creativity[a]hotmail.com

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba