Vuelve inflación, afectan gasolinazos

En la primera quincena de junio, la inflación frenó su tendencia de ocho quincenas a la baja debido al incremento en los precios de los energéticos como el gas LP, gasolina Magna y electricidad, de acuerdo con información revelada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En la primera quincena de junio de 2018, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) aumentó 0.13%, por lo cual la inflación anual llegó a 4.54 por ciento.

De acuerdo con el Inegi, los bienes y servicios que más incidieron en el alza de la inflación fueron: gas doméstico LP con un incremento quincenal de 3.18%; gasolina Magna, 0.75%; electricidad, 1.49%; transporte aéreo, 5.75%; naranja, 15.78%; manzana, 3.61%; y papa, 1.83 por ciento.

Por el contrario, presentaron un descenso quincenal el huevo, con 6.58%; plátanos, 6.42%; limón, 10.64%;  pastadental, 1.88%; automóviles, 0.28%; jitomate, 1.75%; pantalones para hombre, 1.1%; y camisas, 1.17 por ciento.

Sin embargo, en el comparativo anual, el incremento en la primera quincena de junio de este año, es menor al registrado en el mismo lapso de 2017, cuando fue de 0.15 por ciento.

Finamex Casa de Bolsa indicó que el aumento de 0.13% resultó por debajo de su pronóstico de 0.16%, y de la expectativa de mercado.

Agregó que las principales diferencias con el dato dado a conocer ayer por el Inegi, se explican por una subestimación de 0.05% en mercancías no alimenticias y otra de 0.04% en alimentos, bebidas y tabaco, posiblemente debido a ofertas relacionadas con el Día del Padre, y el comienzo del Mundial de futbol.

Por su parte, el banco Ve por Más indicó que la inflación de México de la primera quincena de junio creció 4.54% a tasa anual, para el índice general, por debajo de 4.57% estimado por el consenso.

Agregó que el crecimiento anual del indicador mantiene su tendencia a la baja.

En cuanto al efecto por los aranceles a productos estadounidenses como carne de cerdo, uvas, whisky, papa, manzana, quesos, entre otros, anunciados por la Secretaría de Economía y que entraron en vigor el 1 de junio, Ve por Más señaló que no se encontró evidencia de un traspaso al consumidor hasta el momento.

Recordó que dicho traspaso puede tardar en observarse a nivel de inventarios, y que incluso pueden “suavizarse” por el efecto sustitución o absorción del impuesto por parte de los productores

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close