Mientras vemos a todas esas familia disfrutar, nosotros estamos dando un servicio

Huanímaro, Guanajuato.- Para Alfredo Samaniego Palacios de 58 años de edad, no ha sido sencillo ser oficial de tránsito municipal en Huanímaro, pues en algunas ocasiones recibe halagos, pero en su mayoría han sido insultos. A pesar de ello es un hombre comprometido que se ha tenido que ir acostumbrando a que en Navidad o Año Nuevo, trabaje.

Con 16 años de servicio, el oficial Samaniego como lo conocen, relató que tiene un hijo que se encuentra estudiando la universidad que al igual que su esposa, dijo “ha sido el motor” para ser seguir adelante.

El hombre, mencionó que anteriormente era representante de ventas, detallando que es originario de México, pero después de haberse casado con la que ahora es su pareja a la que conoció en esa ciudad decidieron venirse a vivir a Huanímaro.

“Aquí no tenemos fechas exactas de cuando trabajamos o cuando no, en este año nos toca trabajar el día 31 y descansar el 25, es un poquito pesado, porque mientras vemos a todas esas familia disfrutar, nosotros estamos dando un servicio a la ciudadanía” dijo Samaniego Palacios.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba