Una nueva desilusión fresera

La Asociación Civil del Club Irapuato, parece que una vez más se ha equivocado en elegir el rumbo del equipo Irapuato, y como siempre el más afectado es el aficionado.

Foto | Archivo

Por Adán Lona

Irapuato, Guanajuato.- Ese parece ser el sentir de la afición de la Trinca Fresera del Irapuato, al ver como con el paso de los días se ha ido diluyendo la posibilidad de contar con un quipo en la otrora Liga de Ascenso, y es que entre mientras más grande es la ilusión, más grande es la caída, la vuelta a la realidad futbolística de una plaza que ha sido golpeada infinidad de ocasiones en los últimos años y que al parecer en este 2020 no será la excepción, pero ¿De dónde surgió esta nueva ilusión?

Contrario a lo que había sucedido en el pasado reciente en el plano futbolístico irapuatense, las buenas noticias comenzaban a llegar, primero con el supuesto interés por parte de la familia San Román de activar la franquicia de los que fueran los Alebrijes de Oaxaca misma que se mantenía en depósito en la Federación Mexicana de Futbol para poder traer futbol de la División de Plata a la ciudad fresera, y posteriormente con el anuncio de la millonaria inversión para la remodelación del Estadio Irapuato por parte del Gobierno Estatal y Municipal, algo que había sido una condicionante en el pasado para que varios inversionistas desistieran en su interés de invertir en el futbol local, pues entre los problemas de índole legal que tenía el inmueble (adeudos de predial, agua y luz) aunado al estructural resultaba inviable, sin embargo al superar estos conflictos todos hubiéramos pensando que resultaría atractivo para más de un Empresario poner sus ojos en esta plaza tradicionalmente futbolera.

Mientras estos movimientos se “cocinaban”, en el campo de juego quien estaba representando a la Trinca Fresera era el “Atletico Irapuato” administrado por el señor Jorge Rocha (este tema da para una columna posterior), equipo que logro algo que se había perdido en los últimos tiempos, identificación con la tribuna, comunión con los jugadores, algunos de estos oriundos de la localidad, por lo que aquí surge una primera interrogante ¿Se le tomo en cuenta en alguna ocasión para el futuro del futbol en la plaza?, aunque la historia con este equipo tampoco es perfecta.

En plena temporada, en posición de calificación y con la incertidumbre que predominaba en ese momento en el mundo deportivo por la pandemia, comienzan a surgir noticias respecto al “Atlético Irapuato”, ya que no pagaron la llamada “certificación” requisitos que deben cumplir aquellos equipos que aspiran a ascender al entonces Ascenso MX. Con esta información se comienzan a alimentar mas las teorías de que este equipo no permanecería en la sede y a su vez se aumentan la ilusión respecto a la llegada de un equipo de una división más competitiva.

Ya con la suspensión de las liga, comienza con las obras remodelación del estadio, y por primera vez, después de muchos años de solo buenas intenciones, son palpables los trabajos para optimizar el recinto futbolero, situación que acrecenta mas la ilusión de la afición fresera, ya que si la remodelación está basada en el cuaderno de cargos de la FMF todo hacía suponer que ya se tendría apalabrada la llegada de un equipo.

Con el paso de los meses se decide la cancelación definitiva de las Ligas en su diferentes categorías y comienzan a circular información respecto a los cambios de sedes, dueños, creación y desaparición de diferentes equipos, e Irapuato no es ajeno a estos, la primera información que fluye al respecto es la ya mencionada activación de la franquicia de la familia San Román, la cual aparentemente estaba cerrada desde hacía un año, pero intempestivamente comienza a sonar Morelia para que esta franquicia llegue a la ciudad Michoacana, y es aquí cuando comienzan a surgir las dudas de la afición; “¿Otra vez nos engañaron?”, sin embargo, a diferencia de otras ocasiones, la Asociación Civil a través de redes sociales emitió un comunicado a finales del mes de mayo con la finalidad de acabar con las especulaciones respecto al equipo en el que manifestaban “En los próximos días se anunciara lo referente al Nuevo equipo de manera Oficial y de la mano de la Federación Mexicana de Futbol”.

Aun no sabemos si fue únicamente con el afán de ganar tiempo y seguir con las negociaciones, o encontrar un plan “B”, “C o “D”, por que todo hacía indicar que el “A” se había venido abajo,  pero en su momento fue algo que contuvo a la afición, la cual aun seguía con buena expectativa al respecto del equipo, situación que con el paso de los días fue cambiando.

“Se tiene más de un empresario interesado, se está buscando la mejor opción” comentaban diversos medios locales, pero sin noticias claras, el pesimismo comenzaba a asomarse, y si a esto le suman que la reunión de dueños de la ahora llamada Liga de Expansión se pospuso una semana ante la cantidad de interrogantes que rodean esta nueva Liga, lo único que genero fue más especulación.

No fue hasta el pasado viernes 26 de junio, que todas esas ilusiones generadas desde meses atrás, se vieron prácticamente sepultadas, tras la conferencia de prensa virtual de Enrique Bonilla presidente de la Liga MX en la que daba a conocer los acuerdos tomados en la Asamblea de la Liga de Expansión y en la que en ningún momento apareció el llamado equipo fresero.

Un nuevo y duro golpe asestado a la afición fresera, quien nuevamente ve quebrantado el sueño de contar con un equipo de alto nivel en la ciudad, esa ilusión que se vio acrecentada con algunas acciones y algunas falacias una vez más se rompe, con una gran diferencia, pues desde su trinchera, el conglomerado de grupos de animación de la Trinca, están buscando responsables de la situación y la primer señalada es la Asociación Civil del Club Irapuato,  quien que dadas las circunstancias parece que una vez más se ha equivocado en elegir el rumbo del equipo Irapuato, y como siempre el más afectado es el aficionado.

Ante la situación que vive el futbol profesional en Irapuato, es bueno momento para hacer una introspección, el análisis del por qué no han resultado sustentables las diversas franquicias que han pasado por aquí y en el futuro inmediato cada quien desde su sitio cooperar para revertir la triste realidad en la que se encuentra actualmente la Trinca Fresera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar