Su negocio de ’gorditas de trigo’ ha sido el sustento de su familia

Su negocio de gorditas de trigo ha sido una aliciente para sacar adelante a su familia, dijo la señora Catalina, quien desde hace 35 años vende su mercancía en el centro de la ciudad

Irapuato, Guanajuato.- Desde hace 35 años su empleo le ha ayudado a sacar adelante a sus hijos, desde muy joven aprendió a elaborar gorditas de trigo, fue desde aquel entonces cuando emprendió en este negocio que le ha dado muchas satisfacciones a la señora Catalina quien día a día le pone el mejor sabor a sus gorditas como es el entusiasmo y las ganas de seguir trabajando.

“Desde hace treinta y cinco años aprendí este oficio por mi suegra, ella fue la que me enseño a elaborar las gorditas de trigo… recuerdo que me decía ándale Caty enséñate para que vendas esto te dejará muchos frutos… y sí esto es lo que ahora me ha dejado este negocio, porque de aquí saque adelante a mis hijos” refirió la señora Catalina.

Día a día, la señora Catalina se instala desde muy temprano a un costado del mercado Miguel Hidalgo ubicado en el centro de la ciudad, quien desde las 9 de la mañana hasta las siete de la noche.

A diario la gente llega y se acerca para comprar un gordita que la  acompañan con lechera o mermelada de fresa.

“Para mí este negocio ha sido muy fructífero… porque de aquí he sacado para darles de comer a mis hijos y ahora para darles una moneda a mis nietos” comentó la señora Catalina.

La señora Catalina dijo que la preparación de la mezcla para la elaboración de las gorditas consiste en harina integral, canela, azúcar, piloncillo y un vaso con agua y se comienza a amasar la harina hasta que tenga una consistencia dulce y se quede moldeable para comenzar a realizar las gorditas de trigo.

Para la señora Catalina su día de jornada laboral comienza desde muy temprano, quien dijo levantarse desde las 6 de la mañana para preparar todo lo que lleva la masa y a las nueve de la mañana ya está vendiendo en su puesto que se encuentra en el centro de la ciudad.

“Me gusta que la gente venga a comprarme y que les gusten mis gorditas… mucha gente se lleva por docena y otras se han llevado hasta Estados Unidos, casi siempre para fin de año es cuando la gente viene y me hace pedidos para llevarse a otras partes” comentó la señora Catalina. Concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar