“Si volviera a nacer volvería ser Sacerdote”: Efrén Silva

Irapuato, Guanajuato.- El padre Efrén Silva Plascencia nació en Atotonilco el alto, Jalisco un miércoles 18 de junio del año 1958.

La infancia del padre Efrén está llena de recuerdos, en los cuales vivió muchas experiencias, sus  padres Antonio Silva y María Guadalupe Plascencia eran una pareja muy religiosa y ejemplo para criar a sus hijos.

Él es el tercero de nueve hermanos, 4 mujeres y 5 varones.

“Crecí en ese pueblo pequeñito y sin ninguna preocupación, entre magueyes y mezcal cerca de la fábrica “Don julio”,  asistiendo a la escuela “Miguel Ángel de Quevedo”, cada día saliendo de clases  iba con mis hermanos al cerro por leña, para que cocinara mi mamá.” Contó.

“En ese Atotonilco de naranjas en flor” como dice la canción el padre Efrén disfrutaba de ir por naranjas, manzanas, mangos, cacahuates, etc.”

El padre Efrén asistía a misa todos los días en la noche por el principal motivo, que al finalizar cada misa se iban todos en familia a cenar un taquitos dorados muy ricos.

A su hogar cada semana llegaba una revista llamada “Vidas ejemplares”  la cual fue parte de su crecimiento espiritual.

Su principal motivación para ser padre, fueron los sacerdotes de su pueblo, ingresando al seminario en León el 9 de Septiembre de 1971 a los 13 años justamente después de concluir la primaria.

Cuando el padre Efrén termino la preparatoria se fue a un curso a San Luis Potosí  y ahí tuvo novia.

“Tuve una novia llamada Lupita Rodríguez Salazar, con la cual  viví un noviazgo muy bonito con la cual aún tengo contacto y estimo mucho”

En el año de 1998 pensó dejar el seminario porque Lupita le movió el piso pero el padre Rafael León Villegas, Obispo en aquel entonces  lo motivo para seguir dentro.

“Y si volviera a nacer volvería ser sacerdote” concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba