“Sexo por catálogo”, el negocio de un socio de “El Chapo”

sexo colombiana

Morenas, rubias, jovencitas… están a su alcance y el de sus allegados. Darío Úsuga, “Otoniel”, uno de los socios del Joaquín Guzmán, “El Chapo”, controla una red de prostitución de alto nivel en Colombia, tan selectiva que la manejan en algunos casos por catálogo.

Uno de los secretos mejor guardados por el capo, sus lugartenientes y sus hombres de confianza tiene que ver con la amplia y compleja red de prostitución a su servicio. Al mejor estilo de los mafiosos y los grandes carteles de la droga en décadas pasadas, los jefes de esa  banda invierten millones de pesos en mujeres conocidas como prepagos, a las cuales llevan desde varias ciudades hasta los más recónditos lugares en la espesura de la selva en donde se esconden de la persecución estatal”, dio a conocer un reportaje de  Semana.

Las prácticas de narcos como “Otoniel”, “Gavilán”, “El Indio” o “Inglaterra” van desde el abuso a niñas de entre 11 y 14 años de edad, a las que amenazaban con asesinar a sus familias si se oponían; mientras que en otros casos prácticamente las compraban a los parientes.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button