«Se me acabó el dinero y a mi esposa se le acabó el amor»

Ubaldo Reyes vende algodones de azúcar, pero el coronavirus lo afectó gravemente en su economía

Irapuato, Guanajuato.- Ubaldo Reyes se dedica a la venta de algodones de azúcar, es originario de la ciudad de Irapuato y trabajaba de feria en feria vendiendo su producto; ahora con el coronavirus las ferias ya no se llevan a cabo y el algodonero perdió el 80% de sus ventas e incluso perdió a su pareja.

“Yo estaba casado, pero se me acabó el dinero y a mi esposa se le acabó el amor” dijo Ubaldo.

El negocio de los algodones es de familia, Ubaldo Reyes elaboraba aproximadamente 100 nubes de azúcar diarios y los vendía a 15 pesos cada uno en ferias y eventos sociales, con la pandemia su trabajo se vino abajo, pues se dejaron de hacer fiestas y eventos masivos, por lo que la venta del producto decayó.

En la actualidad, el algodonero hace únicamente 25 algodones diarios para salir a las calles o a diferentes colonias a tratar de venderlos por lo menos a 10 pesos y aun así hay días que se regresa con todo su producto, que además ya no le sirve para venderlo un día después, porque por la temporada de calor los algodones se pegan a la bolsa y pierden su forma.

Este es una historia más de personas que se han visto severamente afectados en su situación económica, la pérdida del trabajo ha sido un problema que acarreó otro como fue perder a su pareja sentimental por los problemas generados por la falta de dinero.

Ubaldo actualmente mantiene a su madre que se dedicaba a vender hot cakes en ferias, pero ahora está enferma, situación que le impide buscar otra fuente de empleo. El joven algodonero se dice preocupado por la situación que lo aqueja, pero aun así no pierde la esperanza de que todo se restablezca y pueda volver a trabajar como antes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba