Se casan dos apasionados vampiros en California

vampiros matrimonio

No aparecieron en cajas de muerto, ni tampoco se les vio encajarles los colmillos a sus amigos y familiares, pero de que se casaron, ¡se casaron!.

El apuesto y seductor vampiro de la serie “The Vampire Diaries”, Ian Somerhalder,  contrajo matrimonio este pasado domingo en la tarde con una de las figuras principales de la saga cinematográfica de “chupasangre”  juvenil “Twilight”, la bellísima Nikki Reed.

La ceremonia, a la que solo asistieron familiares y amigos cercanos de la pareja, se llevó a cabo en el cañón de Topanga en las montañas de Santa Mónica, en California.

Aunque el evento fue privado, algunos paparazzi se las ingeniaron para colarse y tomar algunas imágenes a lo lejos y otras desde un helicóptero, las cuales no tardaron en filtrarse en las redes sociales. Aunque al camarógrafo se le movía la imagen por la distancia en que filmaba.

Somerhalder, de 36 años, y Reed de 26, comenzaron su relación sentimental en julio del año pasado y se comprometieron en enero de este año.

Anteriormente Ian mantenía un noviazgo con la protagonista de “The Vampire Diaries”, Nina Dobrev, que duró dos años y medio. Por su parte, Nikki estaba casada con el compositor y músico, Paul McDonald, con quien duró tres años.

En un comienzo se especuló que la boda entre el “Damon Salvatore” de “The Vampire Diaries” y la “Rosalie Cullen” de “Twilight” sería en verano. La ceremonia se realizó dentro de un marco sencillo, sin estridencias y lejos de la muchedumbre. Para la misma se instaló una pista de baile al aire libre y al lado opuesto de la misma se colocaron varias mesas para los invitados y la mesa presidencial que ocuparon los novios. Los colores del enlace fueron blanco y crema.

En las imágenes tomadas por los paparazzi durante la recepción pueden apreciarse, entre los invitados, a varios colegas de reparto de Ian en “The Vampire Diaries” como Paul Wesley, Chris Wood y Matthew Davis y a la protagonista de la serie “Glee” Lea Michele, con su nuevo novio Matthew Paetz.

La novia, quien lució el cabello semi recogido, llevó un vestido blanco de corte sirena y manga larga, forrado de encajes con un escote en la espalda. El novio también optó por el blanco para su traje, el que combinó con una corbata azul claro.

En vez de regalos, los esposos pidieron a sus invitados donaciones a una caridad de animales ya que ambos son activistas de derechos de los animales. Incluso, ya estando juntos, adoptaron un caballo y un gato.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button