Se adelgazan cuentas de Afores por desempleo

aforeEl repunte del desempleo en México ha impactado en el ahorro para el retiro de los mexicanos, ya que al quedarse sin trabajo se ven obligados a solicitar parte del dinero que tienen en las Afores.

El monto de las peticiones durante julio sumó 836.5 millones de pesos, cifra que representa un incremento de 49.1% anual en términos reales, indican datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Para hacer uso de este beneficio el artículo 191 de la ley del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señala que la cuenta individual de la Afore del trabajador debe tener al menos tres años de haber sido abierta y un mínimo de 12 bimestres de cotización al IMSS acreditados en dicha cuenta.

El artículo 191 refiere que los trabajadores que lleven más de 46 días dados de baja del instituto pueden solicitar a su Afore la ayuda por concepto de desempleo; sin embargo, la salida de estos recursos afecta las semanas de cotización a través de la subcuenta de Retiro Censantía en edad avanzada y Vejez (RCV).

«El incremento en los retiros por concepto de desempleo en las Afores se explica principalmente por la desaceleración de la economía. La ley permite retirar a los trabajadores parte de su ahorros de manera limitada, ya que estos retiros afectan las semanas de cotización», detalló Eduardo Ávila, subdirector de Análisis Económico de Grupo Financiero Monex.

Los trabajadores pueden recuperar sus semanas cotizadas realizando aportaciones adicionales a la subcuenta de RCV, pero de no hacerlo ese retiro afecta el monto de su pensión al final de la vida laboral.

En julio, el desempleo aumentó a una tasa de 5.12% a raíz de la debilidad de la actividad económica, que en el segundo trimestre del año tuvo una baja de 0.74% en su variación trimestral, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«Ante las altas tasas de interés de las instituciones financieras, una persona sin empleo toma parte de sus recursos de la Afore. Es una decisión que responde a una urgencia pero que genera costos altos a la larga», advirtió Héctor Moreno, Investigador de la Escuela de Graduados en Administración Pública del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM)

Un desempleado que retira dinero de su Afore difícilmente llega a recuperar esa cantidad, ya que la economía no crece de manera sostenida al igual que los salarios, agregó.

«No es buena idea retirar fondos de su pensión. Para que un trabajador pueda vivir de manera digna se requiere una pensión de 30,000 pesos mensuales, para lo cual debería tener en la afore al menos seis millones de pesos y ningún trabajador lo tiene», recalcó.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba