Schumacher podría quedar paralizado de la mitad del cuerpo

foto Internet
foto Internet

Podrían quedar secuelas a Michael Schumacher, siete veces campeón mundial de Fórmula Uno, tras el accidente que sufrió el domingo pasado mientras esquiaba en los Alpes franceses, sin embargo su vida no está en peligro, informó uno de los médicos a un amigo personal del expiloto, el francés Philippe Striff, y que reprodujo ayer Foxsports.

Streiff, antiguo piloto de Fórmula Uno, conversó con el doctor Gerard Saillant, uno de los cirujanos que atienden a Schumacher, y dijo: “No soy médico, estoy apenas repitiendo lo que me dijo Saillant y me comentó que la situación es seria, pero que la vida de Michael no está más en riesgo, aunque temen por las secuelas”.

El hospital no confirmó oficialmente la información de Streiff, pero la asesora de prensa de Schumacher dejó el centro de internación con un rostro más tranquilo.

Streiff teme por esas secuelas e incluso cree que el alemán quede con alguna parte del cuerpo paralizada o pierda el habla.

“Están haciéndole tomografías todos los días para ver cómo los coágulos son absorbidos; cuanto más rápido lo sean, menos secuelas tendrá. Pero si la hemorragia continua, corre riesgo de tener una hemiplejia o la pérdida del habla”, dijo Streiff, según Globo Esporte.

El francés amigo de Schumacher corrió en Fórmula Uno entre 1984 y 1989 en los equipos Renault, Ligier, Tyrrell y AGS y quedó parapléjico cuando se accidentó en Río de Janeiro en unas pruebas privadas en Jacarepaguá.

Schumacher continúa internado en estado de coma en Grenoble tras el grave accidente ocurrido el 29 de diciembre, cuando practicaba esquí, se cayó y golpeó violentamente la cabeza contra una roca en las pistas nevadas de Meribel.

El cerebro quedó dañado

El médico alemán que atendió a Michael Schumacher en el accidente de moto de 2009 en Cartagena, España, afirma que la mitad derecha de su cerebro quedó dañado entonces y que sus secuelas afectan al conjunto del riego cerebral.

“La arteria izquierda se quebró. Y solo hay dos arterias, que se encargan del riego al cerebelo”, apuntó el doctor Johannes Peil, director de la clínica deportiva de Bad Nauheim, en declaraciones que publicó ayer el popular diario Bild.

Peil, quien estos días ha visitado a Schumacher en el hospital de Grenoble donde está ingresado, atendió en febrero de 2009 al heptacampeón de Fórmula Uno tras el accidente en una pista de pruebas donde practicaba motociclismo.

Hasta la grave caída del pasado domingo, mientras esquiaba en los Alpes franceses, ese había el accidente de consecuencias más graves de su vida.

El cerebelo dirige la motricidad, apunta ese rotativo, sobre todo en lo que se refiere a la capacidad de reacción.

El doctor considera, sin embargo, que las secuelas de esa lesión no afectan las posibilidades de Schumacher de recuperación tras el accidente del domingo.

Schumacher está en coma inducido desde el domingo y se le han practicado varias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba