Revive mujer donante en quirófano

Una mujer “muerta” que estaba a punto de ser operada para donar sus órganos, abrió los ojos en el quirófano.

Colleen Burns, de 41 años, había sido preparada para ser donante cuando tuvo un último reflejo de vida y parpadeó.

El hospital St. Joseph de NY tendrá que pagar una multa de 4 mil euros por procesos mal realizados.

La madre de tres niños fue ingresada al hospital por sobredosis de drogas y posteriormente declarada muerta, pero los doctores no realizaron una prueba básica antes de hacer la declaración, no revisaron si el cerebro de la mujer seguía funcionando.

La noticia devastó a la familia de Burns, quien aceptó que se le desconectaran los aparatos que la mantenían con vida y sus órganos fueran donados.

La donante se encontraba en coma debido a la cantidad de drogas que había consumido. Dos semanas después de “revivir” fue dada de alta del hospital St. Joseph en Nueva York.

Este caso ocurrió en octubre de 2009, sin embargo salió a la luz nuevamente debido a que el hospital en el que fue internada fue multado por 4 mil euros por procesos mal realizados.

La problemática Colleen nunca demandó a la institución por la falla y tristemente 16 meses después del incidente Burns se quitó la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar