¿Qué tenía Salamanca que no le gustaba a José Alfredo Jiménez?

El que José Alfredo Jiménez haya incluido a Salamanca en la canción merece a un momento de duelo, de tragedia y a la promesa cumplida de cantarle a su hermano fallecido ahí

Salamanca, Guanajuato.- El que José Alfredo Jiménez haya incluido a Salamanca en la canción, merece a un momento de duelo, de tragedia, de tristeza y a la promesa cumplida de cantarle a su hermano Ignacio Jiménez quien falleció en la ciudad de Salamanca.

La razón por la cual se incluye a Salamanca en la muy famosa canción es debido a que, luego de tres años de haber sido inaugurada la Refinería de Salamanca, la familia de José Alfredo Jiménez que ya había probado suerte en la ciudad de México, regresó a Dolores, lugar en donde no había muchas opciones de trabajo, en cambio, en la no distante Salamanca se requerían de más y más obreros que hicieran funcionar las nuevas y modernas instalaciones de Pemex. Para allá se movieron Ignacio y Víctor Jiménez Sandoval junto con su madre, se instalaron en Salamanca y comenzaron a trabajar en la Refinería, era el año de 1953. José Alfredo prefirió quedarse en México, lugar en donde comenzaba a ser conocido y reconocido como cantante y compositor.

En 1955 sucede que Ignacio sufre una congestión alimenticia, según dicen algunos sitios que relatan la vida del compositor en Salamanca no puede ser atendido debidamente y es enviado a México, lugar en el que muere. Su hermano, dicen algunos, comenzó a escribir la canción en el hospital, otros que estando ya en el funeral.  El caso es que José Alfredo se inspira en el trágico acontecimiento y surge allí la famosísima frase que, a todos los que somos de Guanajuato, nos enchina la piel cada que la oímos: “No vale nada la vida, la vida no vale nada…”

OTRA VERSIÓN DE LA MUERTE DE SU HERMANO

El hermano de José Alfredo, “Nacho”, quien era trabajador en Pemex, en Salamanca, le gustaba apostar en los gallos, en una de las ferias del municipio pierde la apuesta y se niega a pagar…ahí mismo es asesinado.

Al conocer la noticia de la muerte de su hermano, José Alfredo, en homenaje a su memoria escribió lleno de sentimiento la canción “Camino de Guanajuato”.

CAMINOS DE GUANAJUATO

Caminos de Guanajuato es, sin lugar a dudas, la canción que reconoce todo Guanajuatense, y que emociona hasta las lágrimas, especialmente si se toca al final de una fiesta y, más aún, si estamos lejos de casa.

Caminos de Guanajuato no es precisamente una descripción geográfica del Estado, menciona una ruta muy específica que va de León y termina en Dolores. La ruta trazada no incluye a Irapuato o Celaya, menos a San Miguel, que serían los puntos alternos si es que se pasa por Salamanca saliendo de León para llegar a Dolores. El que se haya incluido a Salamanca en la canción merece a un momento de duelo, de tragedia y a la promesa cumplida de cantarle al hermano fallecido un Corrido de Guanajuato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close