Padrastro asesina a bebé de 1 año y lo detienen

La muerte de un bebé de un año y 10 meses pudo ser aclarada en la investigación del Ministerio Público y especialistas forenses de la Fiscalía General del Estado, quienes encontraron evidencias macro-microscópicas de traumatismo craneoencefálico y profundo de abdomen en el cuerpo del menor.

El responsable, un hombre de 22 años, guardia de seguridad, quien sostenía una relación de amistad con la madre de la víctima, se ofreció para cuidar del pequeño, el 17 de marzo del presente año, en el lapso de las 15:00 y 22:30 horas, en el domicilio ubicado en la colonia Lomas de Medina.

Este hombre, identificado como CHRISTIAN RICARDO “N”, ha sido detenido y sujeto a una investigación formalizada por el delito de homicidio calificado (ventaja) dolo directo, en calidad de autor material.

Los hallazgos autópsicos pudieron ser perfectamente demostrados ante la autoridad judicial, distinguibles con otros elementos de muerte accidental como se pretendió ocultar el homicidio intencional.

Aunado al trabajo de investigación forense, la Fiscalía General del Estado acopió testimoniales  de las personas próximas o al cuidado del menor en las últimas 24 horas a su fallecimiento, lo cual fue definitivo para el esclarecimiento del homicidio.

Hechos

El pasado 18 de marzo, el Agente del Ministerio Público de turno recibió la denuncia del progenitor del menor, quien advierte que están velando a su hijo pero no está de acuerdo con la causa de muerte que se estableció en el certificado de defunción: broncoaspiración de contenido gástrico.

La intervención de la autoridad ministerial se realizó de inmediato para trasladar el cuerpo del menor fallecido al Servicio Médico Forense para que especialistas realizarán la necropsia legal. Al revisar aspectos como la temperatura ambiente en el lugar donde habitaba la víctima, verificar ropa de abrigo y de cama, permitió sospechar a los investigadores de un mecanismo diferente de muerte.

A través de los resultados obtenidos en la necropsia y pruebas de laboratorio altamente especializadas, arrojaron información que confirmaron un homicidio intencional y en la madrugada del 19 de marzo, el perito médico forense determinó como causa de muerte traumatismo profundo de abdomen y traumatismo craneoencefálico, por lo que se solicitó la intervención de la Unidad de Homicidios.

Investigación

El imputado CHRISTIAN RICARDO “N”, de 22 años y la progenitora del menor, de 26 años, sostienen una relación de amistad, y viven desde hace dos meses en cuartos distintos en el domicilio de la mujer, y comparten los gastos de los servicios.

El día de los hechos, él le pidió a la madre cuidar al niño y ella aceptó. En principio confeccionó una coartada cuando fue entrevistado, de manera posterior cambió la versión y aceptó que tuvo “algunos descuidos” y el niño se le cayó de la cama como cuatro veces, golpeándose en el cuerpo y fue hasta la noche que observó que el menor no podía respirar.

Al intervenir otros familiares, decidieron llevar al agraviado al pediátrico en donde les dijeron que ya no contaba con signos vitales. El cuerpo del menor fue entregado porque no presentaba signos de violencia a simple vista, por lo que realizan los trámites funerarios.

El autor material se encuentra en la cárcel acusado de homicidio en agravio del menor de un año y 10 meses de edad. En audiencia inicial no deseó hacer declaración alguna. El Juez decretó su vinculación a proceso con medida de prisión preventiva como medida cautelar y cuatro meses para ampliar la investigación.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button