¿»Ofiuco» es un nuevo signo del Zodiaco? NASA pone alto y explica la verdad

NASA explica la diferencia entre astronomía y astrología y aclara si hay o no un nuevo sigo zodiacal

¿Existe un nuevo signo zodiacal de nombre Ofiuco? Es una de las preguntas que se ha repetido en diversas ocasiones, luego de que en redes sociales aseguraran que la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) había reconocido a Ofiuco como un nuevo sigo zodical. ¿Es real o es falso? ¿La NASA tiene que ver con los signos astrológicos del Zodiaco?

Te contamos lo que sabemos y aclaramos este punto que para muchos es duda constante. Aunque es común que confundan la astronomía con astrología es importante que sepas que no hay comparación alguna, pues la primera es una ciencia que se encarga de estudiar la composición de los astros, sus cambios, sus antecedentes y movimientos, mientras que la astrología es una creencia en la se les da significado de los eventos celestes con la vida de las personas.

Teniendo en cuenta esto, la NASA no tendría que opinar nada con respecto a un supuesto nuevo signo del Zodiaco. Sin embargo, en varias ocasiones lo han señalado como origen del ‘signo’ Ofiuco, el cual –según las redes sociales– corresponde a aquellos que nacieron entre el 30 de noviembre y el 17 de diciembre.

La contundente respuesta de la NASA sobre ‘signo’ Ofiuco

Por ello, como cada año, la NASA salió a desmentir esta información y con un comunicado explicó las diferencias entre astronomía y astrología: “La astronomía es el estudio científico de todo en el espacio exterior. Los astrónomos y otros científicos saben que las estrellas a muchos años luz de distancia no tienen ningún efecto sobre las actividades ordinarias de los humanos en la Tierra.

La astrología, mientras tanto, es otra cosa. Es la creencia de que las posiciones de las estrellas y los planetas pueden influir en los eventos humanos. No se considera una ciencia”, explicó la NASA. Asimismo, ya entrados en materia, aseguraron que cuando los Babilonios inventaron las constelaciones -hace 3 mil años-, optaron por omitir al signo 13: Oficuo, “el cazador de serpientes”, pues sólo tenían los 12 meses por año.

“Los babilonios vivieron hace más de 3000 años. Dividieron el zodíaco en 12 partes iguales, como cortar una pizza en 12 porciones iguales. Escogieron 12 constelaciones del zodíaco, una para cada una de las 12 «rebanadas».

Entonces, cuando la Tierra órbita alrededor del sol, el sol parecería pasar a través de cada una de las 12 partes del zodíaco. Dado que los babilonios ya tenían un calendario de 12 meses (basado en las fases de la luna), cada mes tenía una porción del zodíaco para sí mismo”, indicó la NASA. “Pero incluso según las propias historias antiguas de los babilonios, había 13 constelaciones en el zodíaco.

Así que eligieron uno, Ophiuchus, para dejarlo fuera. Incluso entonces, algunos de los 12 elegidos no encajaban perfectamente en su porción asignada del pastel y pasaron a la siguiente”, continuó la NASA.

En este sentido, la NASA refirió que ellos sólo hicieron el cálculo de que los “babilonios ignoraron el hecho de que el sol en realidad se mueve a través de 13 constelaciones, no de 12”, pero jamás aseguraron que había un nuevo signo astrológico.

“Cuando los babilonios inventaron por primera vez los 12 signos del zodíaco, un cumpleaños entre el 23 de julio y el 22 de agosto significaba nacer bajo la constelación de Leo. Ahora, 3000 años después, el cielo se ha desplazado porque el eje de la Tierra (Polo Norte) no apunta en la misma dirección.

Las constelaciones son de diferentes tamaños y formas, por lo que el sol pasa diferentes períodos de tiempo alineado con cada una. La línea que va de la Tierra a través del sol apunta a Virgo durante 45 días, pero apunta a Scorpius durante solo 7 días.

Para hacer una coincidencia ordenada con su calendario de 12 meses, los babilonios ignoraron el hecho de que el sol en realidad se mueve a través de 13 constelaciones, no 12.

Luego, asignaron a cada una de esas 12 constelaciones la misma cantidad de tiempo. Entonces, no cambiamos ningún signo del zodíaco… solo hicimos los cálculos”, concluyó la NASA.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba