Ni Itzel Balderas de la huesuda se escapó, triste pensó que su hora llegó (Calaverita Literaria)

La calaca todo el estado de Guanajuato recorrió, en busca de la diputada federal Itzel Balderas porque su hora le llegó

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button