Neurocientífico crea pastilla del amor

La pastilla no solo ayudaría a despertar o alargar la pasión por alguien, sino que también podría disminuirla

México.- La pastilla del amor fue creada por el neurocientífico de la Universidad de Oxford Anders Sandberg, con la finalidad de que las parejas que la ingieran prolonguen los sentimientos de emoción y conquista.

Anders Sandberg explicó que la composición de la pastilla del amor es la oxitocina, conocida como la hormona del amor, hormona vital para la salud, afectividad y la sexualidad.

SE DEBE TOMAR EN CASO DE SEPARACIONES MUY DRAMATICAS

Además de provocar felicidad, euforia, locura, alargar la pasión por alguien, sentimientos generados por las hormonas presentes durante el enamoramiento: oxitocina, serotonina y dopamina. También podría disminuir todo lo ya mencionado.

Sandberg explicó que solo debería tomarse en casos de separaciones muy dramáticas, ya que él asegura que las rupturas suelen hacer, crecer, madurar y afrontar nuevos retos a las personas, pero hay veces en las que no se superan y pueden llegar a convertirse en depresión o llegar al suicidio.

¿QUÉ ES LO QUE CONTIENE LA PASTILLA?

Feromonas. Nuestros cuerpos liberan sustancias químicas llamadas feromonas, olores que desencadenan respuestas de comportamiento en los que nos rodean, en particular en la gente que nos atrae.  Gracias a estas hormonas se pueden fortalecer los lazos afectivos.

Testosterona. Aumenta el deseo sexual tanto en hombres como en mujeres. Esta podría ser la clave para que el deseo sexual perdure.

Oxitocina y  vasopresina. El dúo dinámico en lo que se refiere a unir parejas. La oxitocina y la vasopresina son pro-sociales hormonas que se liberan durante el contacto corporal. Incluso el simple acto de abrazar a alguien libera oxitocina en el cerebro. Estas le ofrecen a la pareja  confianza y aumentan el deseo de estar con la otra persona.

DATO IMPORTANTE

Algo muy importante sobre La pastilla del amor es que su venta podría salir dentro de 10 o 15 años. Así que sólo les tocará a las nuevas generaciones.

Por el momento es mejor seguir produciendo la hormona del amor día a día con la pareja y confiar en lo que tenemos para dar y sobre todo, amarnos a nosotros mismos.

Con información de: Bienestar 180

 

 

 

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba