Muere publicista de 24 años por trabajar 30 horas seguidas

Mita Diran ok}Su último ‘tuit’ lo decía todo: «30 horas de trabajo y me siento fuerte». Lo que no sabía la joven Mita Diran, de 24 años, es que ese sentimiento de fortaleza no era más que un efecto provocado por la cantidad de bebidas energéticas que había ingerido. Pocas horas después, la joven indonesia sufría un ataque al corazón, que la llevaba a un corto coma y después a la muerte.

No era la primera vez que Diran tenía que soportar las terribles jornadas laborales en la empresa de publicidad en la que trabajaba en Yakarta, ‘Young & Rubicam’. Sus mensajes en Twitter daban buena cuenta de ello, donde asiduamente se ‘quejaba’ de la cantidad de horas que la mantenían en la oficina. El pasado noviembre escribía en la red social: «En casa antes de medianoche después de tres largas agotadoras semanas. Misión cumplida».

Sus compañeros de trabajo son los que aseguran que las bebidas energéticas, además de las horas de trabajo, la llevaron a su terrible final. «Murió porque hacía demasiadas horas extra y porque demasiado ‘kratingdaeng’ -nombre de la versión tailandesa de Red Bull- provoca ataques al corazón», sentenciaba uno de ellos.
Por su parte, la madre de Diran contaba lo ocurrido en una nota de prensa. «Hola a todos, desde la pasada noche hasta ahora, mi hija, que es publicista de la agencia Y&R, está en coma. Se derrumbó después de tres días de trabajo ininterrumpido. Trabajó por encima de sus límites sin dormir».
Pese a todo esto, la empresa de publicidad ‘Young & Rubicam’ se limitaba a dar un comunicado en su página de Facebook y a cerrar la oficina un día en señal de luto. «Con el corazón encogido y una gran tristeza informamos de que hemos perdido esta tarde a nuestra amiga, hermana, y compañera de trabajo Mita Diran. Ella era una escritora con mucho talento y con una gran sonrisa que vivirá siempre en nuestros corazones», escribían. «Es una gran pérdida y deseamos que su familia tenga suficiente fuerza para poder superar este momento tan difícil». Los comentarios a esta publicación no se han hecho esperar. Insultos como «asesinos» o «patéticos» entre otro tipo de expresiones han copado la publicación.

REDACCIÓN / NOTUS
Twitter: @PeriodicoNotus

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba