“Me quisieron violar en el anexo”: hermano de Gael García logra escapar

José Emilio tuvo que escapar de un anexo donde estaba internado para superar la depresión y sus adicciones

Uno de los hermanos menores de Gael García Bernal, José Emilio ha dado a conocer que tras ser internado en un anexo logró escapar pues dentro de este sitio abusan de los residentes.

El joven de de 23 años ocupó sus redes sociales para dar a conocer el abuso del al que él y otros internos eran expuestos en este centro de recuperación en el que fue internado desde el mes pasado.

“Para resumir, me tuvieron que llevar a una clínica por depresión y consumo de sustancias y alcohol. Y todo esto en la semana que mi papá cumple un año de fallecer. Estuve ahí todo diciembre. Mientras a mi mamá la volvieron a internar en un hospital psiquiátrico. Me quisieron violar varias veces, había narcos ahí, nos levantaban a las 5 de la mañana”, detalló en su cuenta de Instagram.

José Emilio quien es hermano de Gael por parte de su padre José Ángel García reveló en su mensaje cómo fue su estado en ese centro en el que detalló compartía con personas con desequilibrios mentales.

“Me tocó compartir con un way [chico] de 20 años que ya tenía más de 180 muertes y me contaba cómo torturaban a la gente. Me tocó estar con un narco que estaba ahí escondido con sus ocho o diez guarros protegiéndolos”, dijo.

También dio detalles de los abusos físicos a los que fue sometido durante las semanas qué pasó ahí.

“Nos levantaban a las 4 de la mañana a punta de vergazos y nos dormíamos a la 1 am. Me daban putazos con alambres y cables bien culero… cada 3 o 4 días nos bañábamos por 3 minutos con agua fría. La neta que por todo lo que vivo ahí no vuelvo a hacer mamadas en mi vida”, acotó.

El joven de 23 años de edad, aprovechó para revelar la razón de su desconcierto. “Mi papá cumple esta semana un año de fallecido, entonces mi mente estaba con la idea de no quedarme huérfano”, confesó.

“Que si era güero, que si mi hermano (Gael García Bernal), que si mi mano, que si mi mamá la loca, que si mi papá fallecido, que si no servía para nada, que ni en mi casa, ni en el anexo me querían. No entiendo cómo pude aguantar tantos insultos, golpes y humillaciones en ese lugar”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button